martes, 11 de diciembre de 2007

La Construcción de la Identidad Sexual: el pensamiento de Equiláteros

Miembr@s de Equiláteros[1]

En Equilàteros entendemos como Identidad Sexual Particular el proceso de construcción que tiene cada persona de sí misma, con respecto a su sexo, cuerpo, género, orientación sexual y expresiones comportamentales sexuales.

En Equilàteros entendemos como Identidad Sexual Social al imaginario desde el cual el colectivo identifica a las personas con respecto a su sexo, cuerpo, género, orientación sexual y expresiones comportamentales sexuales.

En Equilàteros comprendemos como “Deber Ser Sexual” al imaginario social con respecto a lo que se espera sea la sexualidad de las personas. Este imaginario tiene referentes ideológicos desde el estado y políticos desde las instituciones.

Las definiciones del Deber Ser Sexual son universales como “etiqueta” pero particulares por ecosistémicas: propias de cada cultura, tiempo, espacio, Estado. Para las instituciones (familia, escuela, iglesia, estado) las creencias se asumen como normalidad, normatividad y se convierten en el “deber ser” (moral y ético). Erróneamente estas creencias se contemplan como “verdad absoluta” y no como verdad relativa o probabilística.

La verdad se socializa como “verdad única” que los individuos “deben” seguir y se contempla como permanente y universal. La “verdad única” niega la diversidad, la opción y la opinión.

La identidad sexual particular parte de establecer una distancia y tomar una posición con respecto al “deber ser”. Cada persona construye para sí un imaginario de lo que “quiere ser”.

El “querer ser” orienta el actuar particular y determina las relaciones con l@s demás. “Querer ser” y “deber ser” son coexistentes y cada persona puede ajustarse a uno u otro. Quien se decide por su “querer ser” tiene que empoderarse en tal decisión (identicarse).

En Equillteros entendemos la Orientación Sexual Particular como una manifestación de origen cultural (¿genético?[2]), en la que una persona que se ha identicado o no, se vincula como persona-cuerpo hacia otra a partir de su deseo, erotismo, afectividad y genitalidad. Independientemente de si tiene un ejercicio deseante, erótico, afectivo y/o genital.

La Orientación Sexual Social es el imaginario colectivo (deber ser) socialmente convenido, desde el cual se identifica a un sujeto-objeto con respecto al deseo, erotismo, afectividad y genitalidad.

La Homosexualidad es una orientación sexual de origen cultural (¿genético?) en la que un hombre que la ha identicado o no, expresa o no, su vinculación como persona-cuerpo hacia otro hombre a partir de manifestaciones homodeseantes, homoeróticas, homoafectivas y/o homogenitales.

La Lesbianidad es una orientación sexual de origen cultural en la que una mujer que la ha identicado o no, expresa o no, su vinculación como persona-cuerpo hacia otro mujer a partir de manifestaciones lesbicodeseantes, lesbicoeróticas, lesbico-afectivas y/o lesbicogenitales.

En Equillteros entendemos como Diversos Sexuales a todas las Personas. Lo son por sus actitudes, comportamientos, prácticas y conductas pertinentes a su sexualidad, las cuales les determinan su sexo, género, orientación sexual y expresiones comportamentales sexuales.

En Equillteros entendemos como Minorías sexuales a aquellas personas que asumen conductas pertinentes a su sexualidad que las hacen diferentes a lo que el “deber ser” concibe como el actuar correcto de las personas en la comunidad. Por razón de dicha condición se asumen o son asumid@s al margen de la sociedad, lo que no les permite acceder al poder.

Sobre la diversidad

La Diversidad para Equillteros es un planteamiento político e ideológico que reconoce el “Querer Ser” como decisión individual, autónoma y coexistente con el “deber ser”; en consecuencia, las Lesbianas y los homosexuales hacen parte de la Diversidad Sexual, al igual que otras Minorías Sexuales, en las mismas condiciones de respeto y tolerancia que los heterosexuales.

La Diversidad no contempla la discriminación porque en sí misma es múltiple, dinámica, ecosistémica; se fundamenta en el reconocimiento de los Derechos Humanos, Sexuales, Políticos, Culturales, Económicos y Sociales.

Lineamientos de los Ghettos:

Teniendo en cuenta lo anteriormente enunciado acerca de la diversidad, consideramos que desconocer cualquier rasgo de coexistencia entre l@s human@s implica una negación de la diversidad, que genera a su vez posiciones de subordinación, y el no reconocimiento de espacios y situaciones comunes con l@s demás divers@s Sexuales, Políticos, Culturales, Económicos y Sociales.

Además podemos agregar que tal negación de la diversidad limita la discusión y participación política, minimizando la posibilidad de alianzas estratégicas que permitan el reconocimiento frente al ejercicio del poder, por lo cual crea y mantiene situaciones de marginalidad.

A nivel del individuo, la negación de la diversidad desconoce a quienes no hacen pública su identidad particular de orientación sexual, sexo, género y expresiones comportamentales sexuales. No se puede construir una identidad desconociendo las demás identidades que hacen parte de la diversidad.

[1] Manuel Antonio Velandia Mora, María Yaneth Pinilla Alfonso; Carlos Ernesto Rojas Manosalva, Rommel Rojas Rubio, Cesar Rodríguez Malaver, Jhon Alberto Casas Gutierrez; Ana Paola Fonseca Avila; Margarita Novoa Benavides.

[2] Para algunos científicos y teóricos la orientación sexual ( Homosexualidad ) está determinada genéticamente.