martes, 25 de diciembre de 2007

¿Cómo pueden las minorías sexuales aportar políticamente?

Manuel Velandia Mora
Oficina de prensa
10.10.03


Edificando una sociedad respetuosa de las diferencias desde una propuesta en la que todo proceso sea participativo y avalado en consenso.

En nuestra pagina Web todos los documentos estarán abiertos y quienes deseen podrán opinar y aportar para la redirección de las propuestas.

La convivencia solidaria y democrática es el eje temático de nuestra propuesta. Tiene tres líneas de acción:

La primera, es el Programa de atención juvenil y familiar para el afecto, la sexualidad y la convivencia. Las minorías sexuales encuestad@s consideran que los problemas más graves enfrentados en la construcción de su identidad son soledad, falta de información adecuada que apoye su proceso, dolor originado en el rechazo familiar y social, y el rompimiento afectivo con su familia. Se hace necesario crear en una entidad local las condiciones para que l@s jóvenes, padres, madres, orientadoræs escolares y parejas encuentren espacios e información apropiados (presencial, telefónicamente y vía Internet) de profesionales quienes l@s soporten emocional, experiencial y conceptualmente.

La segunda, es el Programa de convivencia vecinal democrática y solidaria. Según investigación realizada por la Alcaldía, los bogotanos, en su mayoría, manifestaron no tolerar de vecinos a drogadictos, paramilitares, guerrilleros, alcohólicos, narcotraficantes, corruptos, prostitutas, indigentes y homosexuales. Debemos abanderarnos para que la Alcaldía y el Concejo desarrollen estrategias y políticas, mejorando la apreciación social que de nosotr@s se tiene.

La tercera, paralela a la campaña: En lo privado se vive lo público: Programa de Convivencia al interior de la comunidad LGTB. No podemos exigir que se nos acepte si excluimos a quienes viven su sexualidad diferente a nosotr@s. Necesitamos integrarnos no solo para el carnaval sino también para luchar por nuestros intereses, apoyarnos y reconocernos mutuamente.

25 años de lucha por los derechos de las minorías sexuales, 20 años de trabajo en sida y mi experiencia profesional como sociólogo, filósofo, sexólogo, especialista en gerencia de proyectos educativos, magíster en educación, docente universitario, terapeuta e investigador social son mi carta de presentación como también lo es el respaldo de la Senadora Piedad Córdoba y de un equipo del que usted puede hacer parte.