jueves, 20 de diciembre de 2007

Carta abierta a Blanca Durán: Respuesta no solicitada

Manuel Velandia Mora
Candidato al Concejo de Bogotá.
Comunicado de prensa
2 de septiembre de 2003


Doña Blanca Durán:

He recibido copia de algunos de los miembros de la lista de Planeta Paz de su mail enviado a la Senadora Piedad Córdoba y publicado en dicha lista y en el que usted pone en entredicho mis actuaciones. En aras de la equidad me he permitido solicitarles a algunos de ellos que hagan circular por el mismo medio esta respuesta.

Me sorprende su capacidad para olvidar la historia: El proyecto de ley de parejas no es una idea nueva. En 1988 con la Senadora Caleña Margarita Londoño presentamos (yo estuve junto con ella entregando en el Senado el documento al Presidente del mismo) un proyecto de ley denominado" Proyecto de ley por el cual se protegen y reconocen derechos a las mujeres y hombres bisexuales y homosexuales”. Esto le demuestra que estuve primero que usted y el Abogado Rincón interesado en el tema.

Textualmente en su carta se lee, haciendo referencia a mi: "un hombre que se manifestó públicamente en contra del proyecto de ley" como esta afirmación es una calumnia, usted debería sustentarla. Probablemente también ignora que este comentario es del señor Rincón, a quien tal vez usted se lo oyó en algún momento, desconociendo que la situación a la que él hace referencia, es un debate en la Defensoría del Pueblo en Bogotá a la que él no asistió (a pesar de estar invitado) y usted tampoco, y por tanto su comentarios se basa en el chisme y no en la evidencia.

El documento de lo allí expresado es un análisis sistémico de por qué a algunos homosexuales y lesbianas de estratos socioeconómicos altos no les atrae la idea de tener que “repartir sus bienes” con alguien con quien tan solo han tenido una “relación pasajera”. Mi interés por el proyecto puede evidenciarse en que la página www.leyparejas.com está alojada en mi propia página www.manuelvelandia.com, y mi actitud democrática se demuestra en que en ella se encuentran tanto los documentos a favor como aquellos en contra que se han publicado en los medios masivos de comunicación.

Si el mundo no se contempla de manera lineal puede entenderse que todo está interrelacionado, interafectado y es interdependiente; es más, usted misma parece reconocerlo cuando afirma “es claro que este tipo de iniciativas no pueden ser propiedad de nadie, mal se haría en reclamar la propiedad de este trabajo cuando ha sido fruto del esfuerzo de muchos”.

El hecho de que no haya hecho parte del citado comité de apoyo, no implica que no haya trabajado al respecto, sino que tal vez me interesan otro tipo de producciones intelectuales como por ejemplo, el debate aparecido en la Revista del Domingo de el Espectador con el Rector de la U. Gran Colombia, Doctor Galat, con quien también discutí al respecto en programas de una hora en la radio en las cadenas, Todelar, Santafé, U. Nacional; mi participación en programas como invitado especial en Santafé, Caracol, RCN, La UD estéreo, entre otras; o en debates televisivos en RCN, Programa La Noche (en tres oportunidades), Teleantioquia y Telepacífico o entrevistas internacionales con CNN, Univisión, Telemundo, BBC, Reuter, Radio Netherland, entre otras. Además de varios artículos escritos por mi y aparecidos en la Revista Semana Virtual y ser fuente para varios otros en Semana, El País, El Colombiano, La República, Vanguardia Liberal y La Unión, entre otros. A lo que también se deben sumar los artículos publicados en diferentes páginas Web, incluyendo www.leyparejas.org

No comprendo que entiende usted por participación, apoyo o solidaridad, pero creo que su visión es bastante sesgada y no contribuye a la integración sino precisamente a la violencia escrita generando de paso segregación, separación, estigmatización y vulneración de mí como persona, y ser social y político. Más aún, cuando usted escribe en la lista de correos de Planeta Paz desconociendo que fui invitado por dicha entidad a su estrategia comunicativa del proyecto y ellos mismos han difundido mis artículos sobre el tema a los medios de comunicación en Colombia.

De Usted, respetuosamente