jueves, 20 de diciembre de 2007

Lucho lucha por mi lucha

Manuel Velandia Mora
Comunicado de prensa
Oficina de Prensa
17.10.2003


Velandia, líder homosexual y candidato del Partido Liberal al Concejo de Bogotá por las Minorías Sexuales afirmó hoy viernes en su encuentro matutino con su equipo de trabajo. “Estoy plenamente de acuerdo con la Dirección Nacional Liberal, no sé si muchos de los candidatos al Concejo por el Partido Liberal quieran aceptar la adhesión a Lucho Garzón, pero en mi caso particular siento y creo que esta es la mejor opción para Bogotá”.

Cuando conocí personalmente a Lucho Garzón, dijo Velandia, me sorprendió su franqueza, su manera directa de decir lo que piensa y lo que siente. Al acercármele, en mi calidad de líder homosexual, fue explicito al aclararme que para él la homosexualidad no existía ni como concepto ni como idea política pero que haría todo un intento en documentarse para poder hablar del tema con mayor propiedad dado que entendía que somos sujetos de derechos continuamente vulnerados. A partir de ese momento, cada vez que me lo encuentro observó en él y en muchos de quienes están cerca un cambio significativo en la actitud y en el discurso. Creo firmemente que lo suyo no es una actitud politiquera sino un real sentido de los derechos humanos y la comprensión de los derechos sexuales.

Son muchas las ideas que me unen a Garzón, en especial coincidimos en su visión de que la ciudad antes que bella debe resolver los problemas sociales que la aquejan. No hemos hablado nunca de que la convivencia ciudadana implica el reconocimiento pleno de que todos y todas somos ciudadanos de primera clase pero creo que en esto también estamos en acuerdo.

El candidato Velandia agregó “Me preocupa que desde la cúpula del Ejecutivo Nacional se esté estigmatizando de una manera irresponsable a los ciudadanos que por una u otra razón discrepan de los propósitos del Gobierno. La abstención activa al referendo es otro de los temas que me unen a Lucho y no consideró que por esto seamos terroristas. Tengo claro que el Presidente Uribe es incapaz de comprender que alguien decida pensar diferente a él y asuma que la guerra no es la mejor manera de resolver los conflictos. La abstención activa es una forma legítima de participar y nuestra manera de hacerlo.

Para quienes desde diferentes campos hemos trabajado por la paz y los derechos humanos y hemos sido víctimas de amenazas contra nuestras vidas e incluso atentados, como es mi caso, es evidente que incluso ante las manifestaciones de violencia extrema se requiere el diálogo.

Asesinar, masacrar a quienes divergen de nuestras ideas, así sea en nombre del Estado, sigue siendo asesinato y masacre así a los muertos de un lado se les llame héroes y los del otro bandoleros. La vida es un derecho fundamental, el más fundamental de todos los derechos, y debe ser respetado por todos los bandos. Los ciudadanos estamos en el conflicto y tenemos que dejar de ser observadores parea ser actores sociales; debemos exigir nuestro derecho a que no se nos calle, se nos llame terroristas y a participar democráticamente desde nuestra palabra y acción política.