martes, 25 de diciembre de 2007

Historia del Movimiento Homosexual Colombiano desde sus orígenes hasta la culminación del siglo XX

Una historia vista en primera persona
Manuel velandia


Resumen
El movimiento homosexual Colombiano surge en 1976 por iniciativa de estudiantes y profesores universitarios. En 1980 fundan la Revista Ventana Gay y se despenaliza la homosexualidad; en 1984 los jóvenes asumen la dirección y trazan su rumbo y política. Desde 1983 el sida es eje de trabajo. Desde 1992 participan minorías sexuales; desde 1994 a la fecha (30.08.2000) se obtienen otros derechos y se toma políticamente el espacio público.

The Homosexual Liberation Movement was founded on 1976 as a project leaded by students and teachers from universities. In 1.980 appears Ventana Gay (Gay Window) and Homosexuality was not a crime anymore. In 1.984 youth establishes politics and path to the movement. Since 1.983 aids focuses the efforts. Since 1.992 sexual minorities have joined. Between 1.994 and 2000, new rights are achieved and public places are politics new arena.

Fue en 1.976, viviendo en Bogotá, durante su primer relación, con un hombre: Jean-Pierre, francés y amigo personal de André Baudry, fundador y director de Arcadie, organización y revista gay de su país, que Manuel Antonio Velandia Mora oyó hablar de una organización homosexual. Lo hizo Jean quien vivía en Colombia pero era miembro de esa organización desde 1.962 y cuyos contactos con Arcadie eran la revista y sus esporádicas visitas a París. A Velandia, Jean le enseñó el amor, la pasión, el deseo, y así no fuera un militante le enseñó sobre todo que en otras partes del mundo había otros hombres homosexuales como ellos que luchaban por sus derechos. Nunca pensó que él llegaría a ser miembro de una organización de este tipo y menos aún, en ser el fundador de una.

En Marzo de 1.977, ya teniendo conciencia de ser homosexual, Velandia no sabía que existían sitios estratégicos para conocer a alguien, así que se sorprendió de sentirse abordado por otro hombre, sucedió mientras bajaba las gradas del edificio de la aerolínea Avianca (carrera 7 con calle 17 en Bogotá, allí mismo donde había conocido a Jean) yendo a recoger su correo. Aun cuando prefirió hacerse el desentendido, durante un mes cumplió su cita uno y otro día hasta que reconoció los ritos, horas y tipos de personas que allí llegaban. Decidió conocer hombres tan jóvenes como él, probablemente viviendo problemas y conflictos similares (Jean tenía en ese entonces 48 años), así que luego de sentirse muy seguro por su “conocimiento”, se acercó a un hombre que tenía como todos los asiduos visitantes una rutina; la suya era venir al correo los martes y viernes en las horas de la tarde, casi siempre a las tres.

Invitó a Velandia a que el sábado siguiente fueran a una fiesta en el barrio Santa Fe (un barrio repleto de prostitutas, intelectuales y artistas), fue en el Apartamento de Oscar Vázquez, quien fuera posteriormente el Director, editor y propietario de “Ellos y su Mundo” la primera publicación colombiana de distribucion masiva -de la que Velandia tenga recuerdo- orientada a hombres homosexuales, cuyo número uno circuló en septiembre de 1.977. La revista fue el gran fiasco comercial de la vida de Vázquez, quien en 1.996 unos días antes de su muerte, aun tenía montones de ellas en su casa.

Esa fiesta fue la primera fiesta gay a la que Velandia asistió y sencillamente fue tan extraña la sensación, que no pudo moverse de su asiento durante toda la noche. Fueron muchas situaciones novedosas y juntas: estar cerca de muchos hombres homosexuales, quienes además se expresaban sus afectos sin temor, presenciar una orgía, ver consumir marihuana y una película de “cine rojo”. Allí estaban profesores universitarios, artistas e intelectuales, personajes destacados de la época, algunos de ellos posteriormente jugaron papeles importantes en el movimiento homosexual.

La fiesta lo introdujo en una gran crisis, sintió mucho temor de que su vida homosexual llegara a ser en esa forma, además sentía que nadie comprendería su sentir; que no sería capaz de hablar con su tutor espiritual, así que lo hizo con Lina Arregocés –compañera de sociología- cómplice de sus historias. En esa misma semana el periódico de los troskistas publicó una entrevista a León Zuleta, un paisa de Medellín, Filósofo, Lingüista y profesor universitario que decía dirigir a escala nacional un movimiento homosexual que contaba con 10.000 miembros. Ella le facilitó el artículo y la dirección de Zuleta; Velandia pensó que en el movimiento probablemente podría encontrar la solución. Posteriormente y con muy poco tiempo de diferencia Zuleta fue entrevistado por las revistas Cromos y Alternativa.

León era un hombre abiertamente sex-pol. Sus ideas se conocieron por medio de una revista local, fotocopiada de cuatro, ocho o más paginas, con una edicion muy limitada que muchas veces no superaba los 100 números, que hacía circular en las Universidades de Medellín (desde finales del 76), de vez en cuando y si tenía dinero para la impresión. La llamó “El Otro”, era casi exclusivamente orientada por él y se caracterizaba por su terminología técnica propia del freudismo radical, el troskismo y de la filosofía de vanguardia, que en general resultaban incomprensibles para la gran mayoría. Las relaciones con Zuleta siempre eran teóricamente profundas, se negaba –fundamentado en su propuesta sexualpolítica- a discutir con alguien con quien su genitalidad le fuera desconocida, además, consideraba que la demostración pública de los afectos era una manera de combatir el estigma y discriminación de los homosexuales, así que parte del aprendizaje consistió en ser besado (sin consultarlo previamente) en cuanto espacio público era posible. Lo suyo, según el mismo, era una forma de luchar contra “la persecución insidiosa de la moral, la religión y la medicina que se complementan con el Derecho y la Sicología (y Siquiatría) para considerar al homosexual como un delincuente y enfermo”... Una forma de “interpelar directamente el poder, la ley, el orden y la norma del macho; de luchar por superar toda sociedad que fundamenta su poder en la exclusión y la opresión. De ahí que esta acción no debería llegar hasta la simple liberación sexual, sino hasta la conmoción de toda sociedad clasista y falocrática”.

León le contestó pronto y le explicó su pequeña mentirilla, todos los ceros de la cifra eran falsos, él era el único miembro y además era “El Otro”. Desde Bogotá le escribieron dos personas más, con quienes lo contactó: Guillermo Cortes (Profesor universitario, Abogado y Psicólogo) y Manuel R. (artista quien resultó ser además compañero de estudios de Velandia en la facultad de Filosofía). El rápidamente los contactó y decidieron citar conjuntamente a la primera reunión para el sábado 9 de de abril de 1.977, en la Biblioteca Cristiana Emmanuel Mounier, que fuera su sitio de encuentro sábado tras sábado, durante casi tres años. Asistieron 23 hombres (algunos fueron contactados por medio de Zuleta, los otros eran amigos de Cortes y Manuel R.).

Conformaron el primer comité de trabajo, al que se sumó el pintor, poeta y bailarín Leonardo Vidales. Decidieron llamarse GELG: Grupo de Encuentro por la Liberación de los Gueis. Como una actitud antinorteamericana (muy de moda en esa época) influenciada por Zuleta quien propuso usar guei en vez de gay, y escribirlo tal y como suena en castellano.

Guillermo C. era un fanático de la terapia radical; Manuel R. estaba en la tendencia de la antipsiquiatría y Vidales era un artista libertario; Velandia, que era el menor de los cuatro, provenía de grupos cristianos (había sido miembro de una comunidad religiosa de la que se retiró según decía, para pasar de la mayor gloria de Dios a la mayor dicha de los hombres) y además era estudiante en dos universidades y en una escuela de teatro. El gran temor que tenían era llegar a una forma de pensamiento ecléctico por provenir de caminos tan diversos. De ahí la necesidad de las discusiones teóricas y de profundización que hacían parte de la agenda de cada reunión de trabajo y que se volvieron “costumbre”. Cortes murió hace algunos años, Manuel R. Y Vidales no son actualmente lo que se pudiera llamar “militantes”.

Para muchos de los miembros del GELG rediscutir lo discutido y confrontarse consigo mismo era un freno a la combatividad hacia la faja externa; este tipo de trabajo motivo la discusión de la homosexualidad con relación a la familia, la pareja, las iglesias, el estado, la educación, el Derecho, la Psicología y la Psiquiatría. Cortes y Velandia pensaban que no era posible salir hacia la comunidad si no había en cada participante una conciencia clara de su identidad sexual. Las reflexiones personales a las que llegaron eran fuertes y los conflictos hacia “la maricada” eran tan disímiles que Velandia tomó la posición de hacer lo que llamó un “discurso marica”, es decir, reivindicar la pluma como parte del discurso teórico, ya que casi siempre quienes querían exponer sus ideas asumían un rol marcadamente masculino en sus ademanes y voz, como si ser amanerado restara importancia a lo expresado. Velandia fue la única persona expulsada del movimiento y lo fue por dicha causa. Como protesta se fabricó un cartel que decía “ser marica es cosa seria, es cuestión de hombres” que exhibía junto a la puerta del lugar de reunión, hasta que se vieron obligados a discutir la situación y lo aceptaron nuevamente.

El GELG pasó por varias etapas, inicialmente trabajó fundamentalmente con artistas (hasta finales del 77) hicieron antidanza, antiteatro y talleres de pintura, en una acción a la que Manuel R. llamó Heliogábalo, luego vinieron los intelectuales puros, su propuesta no duró más de tres meses ya que los jóvenes recién ingresados al grupo no soportaban tal nivel de discusión teórica, le siguieron los universitarios: jóvenes estudiantes y algunos docentes, quienes estuvieron hasta cuando los echaron -a mediados de 1.980- de la biblioteca “por maricas”.

Los jóvenes continuaron en la siguiente etapa de desarrollo que se llevó a cabo en el Parque Nacional. Siendo la característica de casi siete meses de trabajo las reuniones mucho más lúdicas y menos teóricas, allí se preparaban para la oratoria, pensaban que no se podía ser líder sin desarrollar dicha capacidad, que deberían tomar espacios en los sindicatos y en los grupos universitarios, y así lo hicieron durante cinco años, incluso algunos de los miembros marcharon cada primero de mayo, entre 1.980 y 1.986 como “contingente de trabajadores homosexuales”.

Un grupo de estudiantes de la Universidades de Antioquia y Nacional de Medellín, citados por Zuleta y entre quienes estaban Gildardo Ramírez, Fernando Albear, l@s Quintero, Urías y algunos otros que prefirieron borrar su pasado, fundaron en 1.978 el Grupo de Estudio de la Cuestión Homosexual GRECO. Grupo que es el primero en aceptar mujeres como miembros y en crear alianzas con grupos feministas. Un tiempo después de su fundación hizo parte del GRECO, Juan de Dios Amado* quien posteriormente fuera uno de los fundadores del grupo inter-religioso Discípulo Amado. Igualmente se crean otros grupos, en Cali uno influenciado por el GELG (1.980) y del cual no se encontró alguna referencia y en Bucaramanga Acuarius creado por Velandia en 1.981, que tuvo como sede el bar del mismo nombre. Ebel Botero en febrero del mismo año organizó con el apoyo del GRECO un pequeño grupo de trabajo en Armenia. Al conjunto de todos los grupos se le llamó MLHC: Movimiento de Liberación Homosexual de Colombia.

Botero es el autor del libro Homofilia y Homofobia: estudio sobre la homosexualidad, la bisexualidad y la represión de la conducta homosexual, publicado en 1.980 en Medellín. Primer libro publicado en Colombia sobre el tema, pero que es tan solo es un excelente resumen de una buena cantidad de libros publicados en diferentes partes del mundo hasta ese momento. De éste se prensa una segunda edición en 1.981, sin ningún cambio y bajo el título Conducta Homosexual y Represión.

En octubre de 1.980 se fundó la Revista Ventana Gay, lo hizo un colectivo del que hicieron parte Cortes, Alejandro Barón y Velandia; se consiguió una primera sede que se fue convirtiendo paulatinamente en la sede del MLHC; en este mismo año se lanzó en Barranquilla “Sucesos Gay” una revista de la que tan solo se conoció un ejemplar. En 1.981 se inició una segunda etapa en que se destaca la coordinación de Ricardo Parra y en la que se hace promoción del MLHC en los bares con el apoyo de los propietarios y se implementan una serie de charlas teóricas sobre el tema de la homosexualidad. Es en esta etapa se establecen vínculos con Liliana Gómez Angel, quien desde esa época trabajaba como mesera y posteriormente como administradora en dichos lugares.

En 1.981 los miembros de Ventana gay participan del primer Congreso Colombiano de Sexología, en Cali y posteriormente se hicieron presentes en el I Encuentro Internacional de Sexualidad y Sociedad y en II Simposio Colombiano de Sexología, eventos para los que desde Ventana Gay se prepara un número extraordinario llamado La Homosexualidad; Un Rótulo sin Objeto. De ahí en adelante participan en los Congresos y Simposios Colombianos de Sexología. Velandia es actualmente Miembro Titular de la Sociedad Colombiana de Sexología entidad que desde sus mismos orígenes y con el apoyo del Psicólogo y profesor universitario Octavio Giraldo Neira fue abierta a la participación de los homosexuales y lesbianas.

En 1.982 se formó el Instituto Lambda de Colombia una asociación a favor de la causa homófila que se distinguió por su producción teórica a la que ingresó otro profesor universitario, Víctor Hugo Duque L., quien fue nombrado jefe de redacción de Ventana e inició a su vez una tercera etapa de la revista. Algunas mujeres ingresaron a Ventana como parte del equipo de trabajo, ellas fueron MIA y Yolanda Clavijo. Los jóvenes se organizaron en el Colectivo Orgullo Gay CORG y Ventana Gay ganó el premio de la ILGA a la mejor publicación gay del año.

En mayo de 1.983 Ventana Gay inicia un ensayo con otras formas organizativas, fundamentadas en el anarquismo y con dirección no autocrática. En el mismo año y con la misma filosofía surgen la Agrupación Cóndor y su Hoja Gay Libertaria. Con dicho ensayo a finales de 1.984 se acaba Ventana, que hasta el momento ha sido la revista más permanente: 20 números y cuatro años continuos de trabajo. Ventana circuló internacionalmente desde su número uno.

En enero de 1.986 el CORG lanzó la “Revista de Ambiente” una publicación mensual en la que no aparecen generalmente los nombres de las personas que la publican. El CORG se hace más combativo políticamente y establece mayores contactos con grupos homosexuales y lésbicos internacionales. En esta revista aparecen algunas publicaciones de Cortes y Velandia pero su vínculo con los editores es mínimo.

Desde 1.987 hasta 1.991 el MLHC no fue un grupo tan sólido como antes, aun cuando era común ver y oír a Velandia en los medios masivos de comunicación hablando sobre homosexualidad desde 1978, durante este periodo aun cuando lo hizo a nombre de los gay, sus alocuciones fueron más su posición particular y el reflejo de los trabajos anteriores que la vocería de una organización.

María Yaneth Pinilla desde 1.990 y Velandia desde el 79, venían trabajando con personas vinculadas a la prostitución y en estas acciones con travestíes, hombres homosexuales, bisexuales y otros que no se asumían homosexuales aun cuando tenían clientes hombres, personas que se aplicaban hormonas y algunas otros(a)s con variaciones de género, cuerpo y vestido. Personas para las cuales los movimientos no tenían respuestas, justificados en esto, en 1.993 Liliana Gómez, Pinilla y Velandia, crearon Equillteros: Proyecto de Diversidad sexual y Minorías Sexuales, ampliando así el ámbito de dominio de sus esfuerzos y acciones a esos otr@s seres divers@s e igualmente estigmatizad@s.

A principios de 1.994 debido a la decisión de INRAVISION de prohibir la emisión de un comercial de la Revista Aló sobre prevención del VIH/Sida, los abogados Germán Humberto Rincón Perfetti y J.M.G. instauraron una tutela que buscaba se permitiera su emisión; en la revisión de la misma la Corte Constitucional hizo jurisprudencia sobre la tolerancia y condiciones de plena igualdad de los homosexuales. Luego de este trabajo siguieron otros relacionados con el Sida lo que motivó la realización de una serie de reuniones mensuales con carácter interdisciplinario, que se llevaron a cabo continuamente y a partir del 23 de Noviembre de 1995, estas posibilitaron en Septiembre de 1.996 la consolidación de la Red de Información y Trabajo G&L de Santa Fe de Bogotá. RIT-Colombiana, en ese mismo mes se publicó el Boletín Info G&L órgano de difusión, cuyo número cero informó sobre la RIT y sus tareas. De este boletín se han publicado hasta el momento 9 ediciones, con tirajes que oscilan entre los 5.000 y los 10.000 ejemplares, el último de ellos en julio-Agosto de 1997. La RIT desde su conformación la tenido participación activa de personas particulares y de las de todas las organizaciones de homosexuales y lésbicas de Bogotá –así esta no sea permanente-, incluso ha fomentado la participación de grupos y personas en otras ciudades. La RIT tuvo un receso entre Septiembre de 1.997 y Febrero de 1.998.

En 1.994 Juan Pablo Ordóñez, un abogado colombiano residente en Washington ganó el premio Felipa de Souza otorgado por la Human Rigths Award, International Gay and Lesbian Human Rithts Commission (IGLHRC) como reconocimiento a sus trabajos realizados en los Estados Unidos en la ONG The Colombia Human Rithts Committee CHRC. Como parte del premio recibido Ordóñez se traslada a Bogotá en el segundo semestre del mismo año y trata de Organizar junto con Rincón P. la Asociación Colombiana de Lesbianas y homosexuales, un proyecto que pretendía agrupar las diferentes organizaciones trabajando sobre el tema en Colombia. Ordoñez también tenía como objetivo investigar sobre el tema de los Derechos Humanos ya que se encontraba escribiendo el libro que publicó en 1.995: No Human Being Is DISPOSABLE: Social Cleaning, Human Rithts, and Sexual Orientation in Colombia, un trabajo producido por CHRC, IGLHRC y el Proyecto Dignidad por los Derechos humanos en Colombia, otro proyecto de Ordóñez apoyado en Colombia por Rincón P., Ordóñez no era conocido en Colombia por sus trabajos en el área de la homosexualidad pero si en la de los derechos Humanos, pero luego de su proceso de coming out que se dio en los EEUU decidió ampliar sus acciones a este tema.

En septiembre de 1.994 aparece el primer ejemplar de O. K.; en Marzo de 1.995 circula en Cali el Magazin Cultural KMALEON producido por Mario Valdés del cual tan solo conocimos el número uno; en julio de 1.995 se imprime Express Yourself que cuatro meses después cambiara su nombre a GHETTO; en mayo de 1.997 apareció editado por Javier Merchán el primer número de Play Man, revista que se sigue publicando mensualmente por Queen Producciones. Las anteriores publicaciones se caracterizan por que su actividad principal es la promoción de servicios hacia la comunidad homosexual y lésbica a una esfera cada vez más ampliada, incluso de orden nacional. En septiembre de 1.997 aparece FRANQUICIA, bajo la dirección de Edison Ramírez, publicada por Zona Franca, el único bar que posee una revista para promocionar sus propios servicios, incluyendo una tarjeta de servicio al cliente con el mismo nombre. Play Man y Franquicia publican permanentemente artículos de opinión sobre diversos aspectos de la comunidad que los convoca.

En Abril de 1.997 en Pereira por iniciativa de Andrés Alzate -cofundador del grupo cristiano “Regazo”-, Giovanny Cano y Carlos Hernán Guzmán motivados por la información de la RIT crearon el DESPERTARES: Grupo de trabajo de la Comunidad Gay que contó con 15 miembros 13 hombres uno de ellos bisexual, otro heterosexual y el resto homosexuales y 2 mujeres lesbianas. Este grupo se terminó en septiembre del mismo año por substracción de materia, cabe destacar su gran capacidad para actuar en apoyo a quienes viven con HIV/Sida y que se demostró en sus acciones conjuntas con la Corporación El Buen Samaritano con sede en esa misma ciudad. Su trabajo es con las minorías sexuales y se proyecta como un espacio de encuentro que busca que sus miembros vivan más intensa, consciente y orgullosamente su conducta sexual, en un ejercicio responsable y libre que propende por la autoaceptación, la búsqueda del reconocimiento social, exigiendo, reclamando y reivindicando los derechos humanos y constitucionales de las minorías sexuales en general.

También en 1.997 un grupo de hombres, algunos de ellos homosexuales y residentes en Medellín produjeron la revista XQ28 que se caracterizó por la seriedad de sus artículos, su contenido científico y de la cual circularon dos números. El 20 de julio del mismo año nació el Colectivo Gay de Medellín CGM, en el apartamento del periodista Luís Alberto Mogollón Gil con la asistencia de Manuel José Bermúdez Andrade, Humberto Tobón Layos y Daniel Antonio Machado Mancilla, y de los también periodistas Cesar Alzate Vargas y Willson Garzón. Surgieron primero como Movimiento Gay por una nueva Cultura Política aprovechando la coyuntura de las elecciones para el Concejo de la ciudad. Inspirado en dos eventos importantes: Primero tratar de dar un paso más en el trabajo comenzado por León Zuleta, quien murió un tanto decepcionado por la poca respuesta de los gay a su propuesta, pero que igualmente marco un importante camino a seguir en este trabajo. El segundo elemento fue la aparición de un articulo publicado por la revista folios de la Universidad de Antioquia y escrito por el periodista de Caracol, Mogollón Gil, titulado “A que le apuestan los homosexuales de Medellín”. En su tesis el periodista sostiene “los homosexuales de esa ciudad no le jalan a ningún tipo de grupo, y que las únicas posibilidades de agruparse se han logrado a partir del trabajo por la prevención del Sida o en los momentos de lúdica (rumba o placer)”.

La idea busca crear referentes sociales que posibiliten la creación del colectivo como tal, y mostrar a la sociedad paisa y al resto del país que ser homosexual va mas allá de los estereotipos con que habitualmente y en el imaginario popular se identifica a los gay. Pero lo que realmente se busca no es la creación de un movimiento político, sino de un espacio para que los homosexuales se reconozcan en su identidad particular y sean capaces de convivir con esta y con los diversos grupos que le rodean - familia, escuela, ciudad, etc.-

En enero de 1998 los grupos de gay y lesbianas se reúnen y aceptan la propuesta de Equillteros -planteada por Velandia- para que sus acciones conjuntas con motivo del día gay internacional se orienten el trabajo en el tema de la Diversidad sexual. A esta idea se suman once ciudades más en la actividad que se denominó 2ª Semana Nacional por la Diversidad Sexual, siendo hasta el presente la actividad más grande realizada en el país con la participación de todas las organizaciones gay en Bogotá (exceptuando Lambda Gay) e incluso de algunos propietarios de empresas que prestan servicios a esta comunidad. Esta jornada fue cubierta por todos los noticieros de televisión del país, los periódicos y revistas nacionales y regionales de más amplia circulación y motivo el desarrollo de un sinnúmero de artículos, programas de radio y televisión y cartas de protesta a los medios de algunos ciudadanos.

Sida-Homosexualidad

Desde 1.981 en las publicaciones norteamericanas se da un incremento del volumen de la información sobre Sida o más correctamente sobre el llamado “cáncer de los homosexuales”. En la reunión del día gay internacional de 1.983 realizada en el Bar Amigos Norte en Bogotá, se discutió sobre el rumbo de las acciones para el siguiente año de trabajo. Velandia propone el tema del Sida como eje temático, ante esta la propuesta hay una negativa rotunda, de tal manera que decide trabajar un año más con el MLHC y con Ventana, y luego separarse de la revista y dedicó parte de su tiempo al trabajo en la prevención de las Enfermedades de Transmisión Sexual y el Sida, asistiendo ocasionalmente a algunas reuniones de trabajo del MLHC. En septiembre de 1.984 realizó en el bar Amigos Norte su primera conferencia sobre el Sida como único tema.

En 1.985 Velandia fundó junto con Luís Eduardo Moreno el GAI: Grupo de Ayuda e Información sobre Sida, cuya población sujeto inicialmente fueron exclusivamente hombres homosexuales; GAI fue la primera organización que trabajó en este tema en Colombia. Sus actividades hasta 1.989 (cuando se transformó en FIASAR y amplió sus acciones a otras poblaciones) se realizaban en los diferentes lugares de encuentro de la comunidad gay. La multiplicidad de actividades obligó a la creación -1.986- de la primera línea de apoyo sobre Sida en el país, línea que aun funciona y cuyos usuarios inicialmente eran en su totalidad hombres homosexuales.

La Fundación APOYÉMONOS una ONG trabajando en Sida nunca ha sido una organización gay, sin embargo, en su primer proyecto, en el mismo año de su fundación 1992, realizó carteles sobre prevención del Sida orientados a travestíes y transformistas, hombres homosexuales y sobre los derechos humanos y sexuales que fueron financiados por FHI-AIDSCOM de la Agencia de Desarrollo de los EEUU. Velandia, su fundador, realizó en 1.994 para el ICBF una consultoría para el Diseño del programa de Atención a los menores vinculados a prostitución, y en 1.996 para el UNDCP- Naciones Unidas una investigación sobre este mismo tema, cuyos resultados se publicaron en el Libro “Desde el Cuerpo”, en el que cita las diferentes investigaciones realizadas sobre los hombres vinculados a prostitución laborando en Bogotá, la mayoría de ellas realizadas por Velandia (desde 1.979), allí se habla también de la investigación “Pirobos” cuyo autor es Carlos Iván García y de la publicación del mismo nombre de este y otros autores publicada en 1.995 por la Cámara de comercio de Bogotá. En julio de 1.994 Liliana Gómez y Velandia realizan la primera actividad sobre Sida para mujeres lesbianas, actividad que llama la atención por que a su primera cita acuden mas hombres homosexuales que el grupo objeto-sujeto del trabajo. Cabe destacar que fue imposible lograr la participación activa de mujeres lesbianas que se quisieran capacitar como orientadoras de un proceso de prevención entre iguales.

A finales del mismo año e inicialmente en Bogotá y posteriormente en otras ciudades, la Liga Colombiana de Lucha contra el Sida, implementó el Proyecto Lambda para promover la prevención y mejorar la atención médica a la población Homo y bisexual. Dirigidos por el Médico Henry Ardila y el Filósofo Jeffrey Stanton realizaron entre 1.995 y 1.996 la investigación “Encuesta CAP sobre sexualidad y VIH/Sida en población homosexual”, cuyos resultados fueron publicados a finales de 1.997.

Iglesia-Homosexualidad

Esta relación ha sido un tema frecuente en el movimiento homosexual nacional desde sus mismos orígenes, sin embargo, tan solo a partir de 1.993 se crean en el país organizaciones con este eje temático.

Mauricio C. un abogado colombiano, católico, quien residió durante algunos años en los EEUU regresa al país en 1. 992, luego de estar directamente involucrado con DIGNITY una organización católica con amplia trayectoria, allí logra por fin hacerse partícipe de una propuesta que integró su opción sexual con su expresión religiosa, fundamentado en dicha experiencia el primer sábado de febrero de 1.993 y en las necesidades similares expresadas por un grupo amplio de hombres y mujeres, se reunió por primera vez un grupo mixto de 25 personas, incluyendo un sacerdote jesuita no homosexual, quien desde ese momento ha sido su guía espiritual. Dicho grupo se bautizó HOMEGAS: Hombres y mujeres Gays. Esta es una organización cerrada con una reunión abierta que se lleva a cabo el último domingo de cada mes: una eucaristía. Por iniciativa de HOMEGAS nace un Grupo de Oración que se viene reuniendo cada jueves desde mediados de 1.997.

Una primera reunión el 4 de junio de 1.995 en la casa “Marta y María” de la Fundación Eudes y una segunda llevada a cabo en un Colegio católico del norte de la ciudad dos meses después dan origen a un grupo estable de 12 personas, que se divide en noviembre del mismo año siendo fuente a dos grupos: La Comunidad del Discípulo Amado fundada por el Sacerdote Juan de Dios Amado* y el laico Pastor Vargas y el Grupo Regazo; el primero de ellos se siguió reuniendo en el mismo sitio hasta que nueve meses después logró tener como sede una parroquia ubicada en un lugar central de la ciudad, donde aún hoy se siguen reuniendo, el segundo coordinado por Andrés Alzate se reunió en sedes alternas (los apartamentos de sus miembros) hasta su disolución en julio de 1.997. Ambos grupos buscaban el crecimiento espiritual de sus miembros, en su mayoría hombres.

En el segundo trimestre de 1.994 se da inicio en ciudad de México la Misión Estilo Jesús, que tenía como fin hace contactos con la comunidad lesbiana y homosexual de Centro y Sur América en una actividad Patrocinada por las Otras Ovejas: Ministerios Multiculturales de Minorías Sexuales, visito a Colombia junto con otros 15 países. Jhon Doner Fundador de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana en México y cofundador junto a José Hernández de las Otras Ovejas en ese mismo país fueron los encargados de la misión. Este es el primer contacto de algunos de los miembros de los grupos de Medellín, Cali y Bogotá cristianos o no con grupos gay confesionales no católicos, actividad sobre la cual se produce el Video Misión Estilo Jesús, material en el cual participa Velandia. Posteriormente visita el país en 1.995 el Pastor Tom Hirsch quien Junto al también Pastor Timoty y como representantes de Advance se hacen presentes en el Primer Encuentro de Espiritualidad para la Comunidad Gay y Lesbiana que se realiza en Bogotá en Mayo de 1,996, actividad en la que se hacen presentes los tres grupos de Bogotá, delegados de Cali y Medellín, algunos sacerdotes y religiosas quienes se hacen presentes a nombre propio y Velandia como observador.

Homosexualidad y Universidad

Un grupo de amigos, hombres y mujeres, estudiantes universitarios de ciencias Humanas, Artes y Agronomía y del que hacen parte Juan B. Alan Centeno y Sandra R. crean en Bogotá en junio de 1.995, GAEDS- UN: Grupo de Apoyo y Estudio de la Diversidad de Orientación Sexual de la Universidad Nacional fue creado por un grupo de estudiantes de la Nacional. GAEDS es apoyado por la Vice-decanatura de Bienestar Universitario y la Facultad de Ciencias Humanas de la UN, GAEDS tiene tres áreas de trabajo: Derechos humanos, asesoría y apoyo, y actividades de divulgación.

GADOS Grupo de apoyo a la Diversidad de la Orientación Sexual, se fundó el 26 de marzo de 1.996 en la Universidad de los Andes por un grupo de estudiantes hombres y mujeres conformado por K. Nieto, G. C. H., G. Henáo, Julio Cesar A. Y Jaime S., quienes se venían reuniendo desde finales de 1.995. GADOS desde su fundación recibió apoyo de la Decanatura de Estudiantes de la Universidad. Su misión es establecer un espacio de participación, socialización y estudio, de y para hombres y mujeres heterosexuales, homosexuales y bisexuales que buscan dinamizar un proceso de reconocimiento y tolerancia donde a partir de diversos puntos de vista críticos y responsables se profundice en el tema de la diversidad sexual y su perspectiva social, histórica y futura; sin propiciar, apoyar ni restringir ningún tipo de conducta, permitiendo de esta manera un desarrollo integral del individuo.

Mujeres Lesbianas

En 1.980 ingresan las primeras mujeres al GELG (que decidió en 1.978 utilizar el término gay). Sin embargo, las mujeres que siempre fueron un grupo muy pequeño, no logran convencer a los hombres de que se colocara en el nombre de la organización la palabra lesbiana, incluso por que entre ellas no había una opinión unánime al respecto.

Las organizaciones lésbicas son conformadas inicialmente por mujeres miembros de organizaciones feministas, sin embargo y con el tiempo esta tendencia ha venido cambiando, llegando incluso a plantearse grandes diferencias entre las mujeres lésbicas y aquellas.

Un grupo de mujeres se contactaron una a una para participar de la Asociación Colombiana de Lesbianas y homosexuales, algunas de ellas conformaron un grupo de trabajo, trece de ellas al año y medio, y buscando un espacio netamente para mujeres se organizaron como el Grupo Solidaridad Lésbica: SOL. Inicialmente fueron un grupo de trabajo sobre identidad femenina, género e identidad lésbica; el grupo se ha ido transformando en uno de apoyo a mujeres en la construcción de su identidad sexual. Su coordinación tiene un grupo base de cuatro mujeres y para las decisiones se trabaja con el consenso de todas las participantes. Otro grupo de mujeres lesbianas trabajando en Bogotá es Triángulo Negro, Un grupo que posteriormente a su fundación se abre a mujeres bisexuales y mujeres re-construidas desde la masculinidad.

Marchas y otras Manifestaciones Públicas sobre derechos

El 28 de junio de 1.977 se organiza por primera vez en nuestro país el Día Gay Internacional y Velandia escribe el primer “Manifiesto por los Derechos de los Gueis en Colombia”. De ahí en adelante se celebró cada año y cerradamente, con fiestas, conferencias, talleres. En el número 69 de diciembre/1980-enero/1981 se publica por primer vez un artículo sobre el movimiento homosexual colombiano, lo escribe Tim McKaskell, en la revista canadience Body Politic, en el se entrevistó a Manuel Velandia y a Guillermo Cortes.

En 1.982 se organizó la Primera Semana Cultural Gay. En 1.982 el Primer Encuentro Latinoamericano de Grupos Gay y Lésbicos, -por invitación de la IGA (fundada en 1.978), posteriormente conocida como ILGA International Lesbian and Gay Assotiation-, y la Primera Marcha por los Derechos de los Homosexuales. Siendo estas las primeras actividades totalmente públicas realizada en el país y además, cubiertas por los medios masivos de comunicación. Estas actividades se originaron en la declaración por la IGA de 1984 como año internacional de la Acción Gay, en su cuarta conferencia anual (1.982) que además decidió promover la integración de los grupos existentes en los países de América Latina. La marcha que solo fue permitida entre la Plaza de toros y la Plazuela de Las Nieves se caracterizó por la presencia de la policía -prácticamente desplazaron 3 policías por cada uno de los caminantes-, los carteles que se volvieron consignas de la actividad: “Madre si tu amas a tu hombre deja que yo ame al mío” o “ni delincuentes ni antisociales, simplemente homosexuales” En ella se hicieron presentes delegados de Bogotá, Bucaramanga, Cali y Medellín y los discursos estuvieron a cargo de León Zuleta y Manuel Velandia. La actividad fue cubierta por los medios masivos de comunicación e incluso por las agencias internacionales de noticias.

Del 21 al 30 de junio de 1.997, se realizó la Primera Semana Cultural G & L en Colombia. Convocada en Bogotá por Info G&L y con la presencia de delegados de otras ciudades, así mismo se realizaron actividades en Cali y Pereira. El domingo 29 se realizó una marcha gay y lésbica en Bogotá, en una actividad menos nutrida que la organizada 13 años antes, en esta misma ciudad. Sin embargo, cabe destacar que en las actividades culturales los presentes sumaron en promedio 300 personas y en la actividad de despedida viajaron 240 personas al municipio de Nemocón.

La participación política de los homosexuales

En 1.991 con motivo de la Constituyente algunos miembros de MLHC reiniciamos reuniones con Guillermo Cortes, León Zuleta y algunos otros, se me propuso buscar ser Constituyente, pero yo pensé que Gustavo Álvarez Gardeazabal y otros homosexuales con más imagen política podían representarnos mejor. Realmente nunca hablamos con Álvarez G. pero sí con otros Constituyentes. No se sabe si esta labor tuvo un peso específico pero sí que cuando a un Constituyente los periodistas de El Tiempo --periódico de circulación nacional- le solicitó que explicara el derecho a la privacidad, él hizo su análisis desde la homosexualidad, contemplándola como un acto privado.

Gustavo Álvarez Gardeazabal es un escritor quien tiene una activa participación política, aun cuando es reconocido públicamente como homosexual, su actividad no se fundamenta en su conducta sexual. Es el único hombre que en Colombia, ha hecho pública su conducta sexual y ha sido elegido para un cargo público, exceptuando un magistrado en norte de Santander. Álvarez G. ha sido reelegido alcalde de su ciudad Tuluá y en las elecciones de 1.997 elegido Gobernador del Departamento del Valle.

En las elecciones de 1.994 en Bogotá Tirso Forero quien se auto-asumió representando los intereses de la comunidad homosexual se lanzó como candidato al Consejo de Bogotá, Forero reiteradamente entró en contradicción a cerca de su identidad homosexual en diferentes alocuciones en medios masivos de comunicación, por tal razón la Asociación Colombiana de Lesbianas y homosexuales en comunicado de prensa del 15 de Septiembre del mismo año, desconoció dicha representación. Este mismo señor en las elecciones de 1.997 aspiró una vez más a dicho cargo, en esta oportunidad Liliana Gómez A., Velandia y algunas otras personas denunciaron el oportunismo de dicho candidato, demostrando además que el señor Forero no es homosexual, a pesar de ello y de presentar una plataforma política bastante simplista y oportunista fue apoyado por algunos homosexuales.

En las elecciones de 1.997, los gay de Medellín, Barranquilla y Santa Marta se hicieron presentes en las elecciones, sin embargo, únicamente los de Medellín logran mediante el discurso de Manuel José Bermúdez Andrade y de Humberto Tobón Layos (segundo en la lista) que los medios de comunicación y los diferentes profesionales que le hacen seguimiento al proceso político, comprendieran que el movimiento gay no propone una política para los gay, sino desde los gay. Se propone aportarle a la ciudad todo el sentido estético que identifica a los homosexuales como una forma de agradecerle lo bien que los han tratado durante los últimos años. En este mismo proceso se muestra el liderazgo que vienen adelantando los peluqueros o estilistas homosexuales en los diferentes barrios de la ciudad. Es una propuesta de convivencia y civilidad desde la estética. El profesional de la peluquería al tiempo que "pone bella la gente" tiene la posibilidad de influenciar sus decisiones y criterios con sus comentarios casi que al oído.

En Medellín, por ejemplo, causó gran novedad que los Conservadores y que el líder Luís Alfredo Ramos Botero, ex alcalde y ex ministro, los avalara para el Concejo. Además los acogieron: Juan Gómez Martínez, actual alcalde de Medellín, Alberto Builes, actual Gobernador de Antioquia, Favio Valencia Cosio, Conservador aspirante al senado, Aurelio Aguirre Sanín, Liberal aspirante al senado, Luís Pérez Gutiérrez, ex aspirante a la alcaldía, Mario de J. Valderrama, Líder popular actual presidente del Deportivo Independiente Medellín, las Autoridades Indígenas de Colombia MAICO, las Negritudes Afro-Colombianas y Regina 11 quien fuera la primera en ofrecerles su aval.

Derechos para las personas y parejas del mismo sexo

El proceso en la búsqueda de la aceptación y la tolerancia hacia los homosexuales en Colombia tiene un primer y sustancial avance con la reforma al Código Penal vigente desde 1936 (en donde la homosexualidad deja de ser delito para ser considerada como una «enfermedad»). Hace poco más de veinte años se dio un gran paso con la reforma del Código Penal de 1936 que despenalizó las actividades homosexuales entre mayores de 14 años (desaparecieron los Art. 323 y 329 que las condenaban). En este país aunque se han dado algunos avances, todavía existe discriminación por razón de la orientación sexual y no existe ninguna ley que la prohíba.

A pesar de que en Colombia no es frecuente penalizar a homosexuales o lesbianas por su comportamiento, las homosexualidades y lesbianidades siguen siendo vista como conductas que atentan contra el orden moral y social; esto se fundamenta en el pensamiento judeocristiano sobre el amor y la sexualidad; el proceso democrático nacional permitió cierto reconocimiento a los homosexuales y lesbianas, alcanzado gracias a manifestaciones marginales en pro de los derechos fundamentales y la no-discriminación a las homosexualidades y la lesbianidades (las organizaciones por la lucha de los derechos de los homosexuales surgen en Colombia en 1976).

Desde 1991, a partir de la nueva Constitución y desde la Corte Constitucional se han emitido sentencias y/o conceptos de algunos magistrados a favor de la Igualdad de Derechos para todas las personas: Heterosexuales, homosexuales, lesbianas y bisexuales. Así mismo se han proferido fallos de tutela sobre las relaciones entre homosexuales y entre lesbianas.

En Diciembre de 1993 la Corte Constitucional autorizó a un hombre a cambiar su nombre masculino por otro femenino que correspondía a su identidad personal. Se amparó su derecho al libre desarrollo de su personalidad.

En Julio de 1993, con ponencia del magistrado Eduardo Cifuentes, la Corte tuteló los derechos al debido proceso y al buen nombre de un alumno de la Escuela de Carabineros de la Policía expulsado por supuestas conductas homosexuales. En su fallo la Corte dijo que tal condición no es un impedimento para servir a la Patria y que “la sanción de una persona por razones provenientes de su homosexualidad no puede estar basada en juicio de tipo moral, y mucho menos puede ser motivo de exclusión de una institución”. La decisión se basó en la protección a la intimidad y al libre desarrollo de la personalidad.

En Marzo de 1996, en sentencia proferida por el Magistrado Eduardo Cifuentes, se protegió el Derecho a la Libre Opción Sexual, arguyendo “que la Ley no impide, en modo alguno, que se constituyan parejas homosexuales y no obliga a las personas a abjurar de su condición u orientación sexual y sustrae al proceso democrático la posibilidad y la legitimidad de imponer o plasmar a través de la ley la opción sexual mayoritaria. La sexualidad, aparte de comprometer la esfera más intima y personal de los individuos, pertenece al campo de su libertad fundamental, y en ellos el Estado y la colectividad no pueden intervenir, pues no está en juego un interés público que lo amerite y sea pertinente, ni tampoco genera daño social”

En Abril de 1996 la Corte Constitucional protegió la libre identidad sexual y dijo que la conducta y el comportamiento homosexuales tienen el carácter de orientaciones válidas y legítimas de las personas.

En Marzo de 1998 la Corte tuteló el derecho a la educación de dos jóvenes de Ginebra (Valle) que habían sido excluidos por su condición homosexual y ordenó garantizarles el cupo para el próximo período escolar.

En Septiembre de 1998 se debatió e impugnó el Estatuto Docente que en su Art. 46 contemplaba que la homosexualidad constituye mala conducta o ineficiencia profesional. La Sala plena de la Corte Constitucional conceptúa que la “Homosexualidad no es falta disciplinaria en el ejercicio docente”.

En 1998 se realizó en una notaria de Bogotá el primer “matrimonio homosexual” celebrado en el país, registrado mediante Escritura Pública. O más correctamente la oficialización de un convenio económico en el que consta que la sociedad la constituyen dos personas explícitamente homosexuales.

En Julio de 1999 la Corte Constitucional dijo sí a lo homosexuales en las fuerzas militares, advirtiendo que pueden revelar su condición sexual pero que están sometidos a las mismas normas de conducta que los heterosexuales. La Corte reconoce que códigos de honor militares pueden ser más estrictos.

El 8 de septiembre de 1999 se presenta para su discusión al Presidente del Congreso colombiano, el Proyecto de Ley “Por el cual se protegen y reconocen derechos a las mujeres y hombres bisexuales y homosexuales”. El citado Proyecto plantea que “toda persona tendrá derecho a asumir libremente su condición sexual ante la sociedad.

En el articulado de este se lee: el Estado y la sociedad no podrán realizar intromisiones indebidas en la vida del titular de este derecho. Ninguna persona podrá ser objeto de discriminación, hostigamiento o señalamiento social en razón a su orientación e identidad sexual. El Estado Colombiano garantizará la igualdad de derechos, oportunidades y libertades a las mujeres y hombres bisexuales, heterosexuales y homosexuales; El Estado colombiano garantizará el derecho de las personas homosexuales a hacer una comunidad de vida permanente y singular, sin que ésta constituya unión marital de hecho; En la comunidad de vida permanente y singular constituida por homosexuales se presume la existencia de una sociedad patrimonial y hay lugar a declararla judicialmente; Podrá pactarse un régimen de comunidad de bienes en diferente forma de la contemplada en el artículo anterior a los homosexuales, los cuales tendrán vigencia a partir del momento en que surja la sociedad patrimonial; Las personas descritas en los artículos anteriores tendrán vocación hereditaria, en igualdad de Derechos y condiciones a los que le habrían de pertenecer al cónyuge; El Plan Obligatorio de Salud tendrá cobertura familiar. Para estos efectos, serán beneficiarios del sistema el (o la) cónyuge, el (o la) homosexual con sociedad patrimonial vigente, o el (o la) compañera permanente, del afiliado cuya unión sea superior a dos (2) años. A falta de cónyuge, compañero o compañera permanente, o el (o la) homosexual con sociedad patrimonial vigente, e hijos con derecho, la cobertura familiar podrá extenderse a los padres del afiliado no pensionados que dependan económicamente de éste; Para todo régimen especial en materia de seguridad social, que consagre derechos a favor de cónyuges y/o compañeros permanentes, el Estado garantizará los mismos derechos en igualdad de condiciones, a los ( o las) homosexuales con sociedad patrimonial vigente; Las intervenciones quirúrgicas de cambio de sexo, serán cubiertas por el plan obligatorio de salud; El Estado garantizará la libertad de asociación y agremiación entre homosexuales; El Ministerio de Educación Nacional deberá eliminar de los textos escolares todos aquellos contenidos que encierren nociones de discriminación sexual y reforzará las cátedras de educación sexual con información clara y objetiva sobre el tema de la orientación e identidad sexual.

Carta de Civilidad Carta de Civilidad

Bogotá es una ciudad heterogénea y con una convivencia difícil. Buscando conciliar lo culturalmente aceptado, lo legalmente permitido y los intereses de los conciudadanos, y dada la necesidad de llegar a un acuerdo que siendo conocido por todos apoyara la convivencia democrática y tolerante, Antanas Mokus y su equipo de trabajo propusieron el desarrollo de un código de convivencia ciudadana. Una de las estrategias empleadas para lograrlo fue la de los Semilleros de Convivencia; los resultados de estos y otras acciones se plasmaron en la Carta de Civilidad, documento que actualmente se está difundiendo a todos los hogares bogotanos para su conocimiento y discusión.

Los semilleros trataron una amplia gama de temas y sirvieron para conciliar intereses opuestos y discutir situaciones de poblaciones vulnerables o marginadas como la niñez, los discapacitados o los ancianos. La población homosexual de la ciudad y algunos miembros de otras minorías sexuales, representados en más de doscientos hombres y mujeres, y por solicitud a la Alcaldía motivaron la ejecución de un semillero sobre sus propios intereses, derechos y necesidades; este se llevó a cabo en la primera semana de febrero de este año. Los facilitadores del mismo, fueron: por la alcaldía la Enfermera e Investigadora Ángela Gualí y por la Comunidad el Abogado Germán Humberto Rincón P., el Médico Ricardo Luque, el Sociólogo y Filósofo Manuel Velandia y representantes de GAEDS-UN y contaron con la presencia de más de 200 hombres y mujeres. Los resultados al igual que los de los otros semilleros fueron validados en el documento final y se pueden ver reflejados en algunos de los apartes citados a continuación.

En la Carta de Civilidad: Proyecto de acuerdo para reemplazar el Código de Policía Nosotros en el título “Propósitos del Juego” al referirse a La generación de la equidad entre las personas se lee: “La eliminación expresa de todas las formas de discriminación por razones sociales, de género, de edad, de etnia, de capacidad física o mental, o por orientación política, sexual, religiosa o cultural son objetivos de la convivencia en Bogotá. Las autoridades encargadas de administrar la justicia policiva en la ciudad deben aplicar la equidad como criterio orientador de sus decisiones”. Más adelante el aparte “Derechos en juego” al referirse al Derecho a la libertad personal dice: “Nadie puede ser privado de su libertad en forma arbitraria, ni por su sola condición, orientación, aspecto o convicción y sobre el Derecho a la intimidad puede leerse: “Toda persona tiene derecho a que su vida personal y familiar se desarrolle en plena privacidad sin ser objeto de injerencias arbitrarias, ilegales o abusivas, ni perturbado en su tranquilidad personal”. Además, en el Derecho al libre desarrollo de la personalidad por supuesto se éste se reafirma, añadiendo: “Lo que solo a la persona atañe solo por ella puede ser decidido, con las limitaciones que impone la civilidad”. Aclarando que “son factores del desarrollo, entre otros, las opciones culturales, religiosas, políticas, laborales, sexuales y de apariencia personal de aprovechamiento del tiempo libre”.

El Trabajo de La Carta iniciado por Antanas Mokus fue continuado por Paul Bromberg y su equipo de trabajo, del que también hicieron parte representantes de la Policía Metropolitana, apoyados en los semilleros por un amplio número de personas - quienes también pueden considerarse autores de ésta -, es un claro ejemplo de cómo la participación ciudadana en la creación de sus propias normas (que dista mucho del antiguo Código de policía y de la forma como fue desarrollado) es el principio de la construcción de la autorregulación. Siendo dicha participación un claro indicio de que su entendimiento y cumplimiento son posibles. Hasta el momento los gobernantes (1.998) no han retomado esta iniciativa para su aprobación en el Consejo de Bogotá.

Cada cinco años la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas verifica si Colombia está o no cumpliendo un acuerdo internacional denominado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. El gobierno colombiano rinde un informe y las organizaciones no gubemamentales otro. Por primera vez en la historia, en la 51º sesión del Comité del Pacto de Derechos Civiles y Políticos, con sede en New York, se presentó un informe de violación de Derechos Humanos de homosexuales y lesbianas en Colombia. Germán Humberto Rincón P.(GHRP). Fue la persona que por Colombia y en representación de las ONGs del país presentó el informe que se resume en: 1) Existe discriminación de los bares y discotecas para esta población a los cuales acude la policía a pedir identificación y retención de personas sin motivos válidos. 2) Cuando las personas son llevadas a estaciones de policía, se cometen arrestos arbitrarios, se les da un trato inhumano, ya que se les coloca a realizar labores de aseo. Estos procedimientos no se usan en bares o tabernas de personas heterosexuales. 3) No obstante que la Procuraduría General de la Nación y la Corte Constitucional han conceptuado que es necesaria una ley que regule las relaciones de pareja entre hombres y entre mujeres, el gobierno no ha presentado al respecto ningún proyecto de ley al Congreso de la República. 4) En algunos parques como el Simón Bolívar y Nacional se realizan redadas, se detiene arbitrariamente a los hombres que allí se encuentren, aún sin que exista motivo que justifique la detención. 5) Los jueces no dan el mismo trato a los casos que son llevados a los estrados judiciales cuando se trata de una pareja homosexual o lesbíca, no obstante la jurisprudencia de la Corte Constitucional que se ha referido a los derechos de igualdad de dicha comunidad y la protección que la nueva Constitución otorga. 6) En las calles grupos de particulares han acabado con la vida de personas vinculadas a la prostitución.

El Ministerio de Justicia y del Derecho presente en dicha reunión se comprometió a desarrollar un proyecto de ley que garantice el derecho a la igualdad de los miembros de la comunidad homosexual y Lésbica de Colombia. En tal sentido el grupo de Derechos Humanos de este Ministerio con el apoyo de GHRP escribieron un proyecto de ley por el cual se desarrolla el artículo 13 de la Constitución Nacional. En él se encuentra la definición de discriminación que transcribo a continuación: Se entiende por discriminación, exclusión, restricción, que tenga por objeto o por resultado anular, impedir, menoscabar, perturbar el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos humanos, la autonomía de la voluntad y las libertades fundamentales derivadas de la raza, color, sexo, origen étnico, orientación sexual, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica o cualquier otra que tenga por objeto afectar el goce o ejercicio de sus derechos, cualquiera sea su naturaleza en las esferas política, económica, social, cultural, civil o cualquier otra. El citado proyecto no fue presentado justificándose el Ministerio es que la administración Samper estaba interesada únicamente en presentar proyectos que le limpiaran la mala imagen de la Ministra como consecuencia del proyecto de alternatividad penal.

Violencia y Muerte

En 1985 en Villavicencio se inicia en Colombia una serie de asesinatos a hombres homosexuales, siendo una de las primeras víctimas Guillermo Marín. Algunos de ellos fueron asesinados por el hecho de serlo, a otros se les “condenó” por ser travestíes o por estar vinculados a la prostitución. Jairo Alberto Marín un reconocido periodista colombiano residente en los Estados Unidos fue el primero en hacer eco en ese país de las denuncias que varios organismos de derechos humanos en Colombia hicieron ante organismos nacionales e internacionales sobre la muerte y tortura de más de 740 hombres homosexuales, entre 1985 y 1.992, en Bucaramanga, Villavicencio, Cali, Medellín, Manizales y Bogotá, por organizaciones tales como La Mano Negra, Muerte a Homosexuales, Amor A Medellín, limpieza de Cali, Escuadrón de Limpieza Social.

Los artículos de Marín, los testimonios de El Grupo de Ambiente y de Velandia quien fuera varias veces amenazado de muerte a causa de su militancia (quienes lograron documentar 328 casos de asesinatos ocurridos entre 1.986 y 1.990), aparecieron en Revistas como Los Ángeles Times, The Advocate, Action Alert de IGLHRC, en los informes de la BBC y Amnistía Internacional entre otras. León Zuleta es tal vez el más reconocido de los asesinados por sus acciones en derechos Humanos de las minorías sexuales en Colombia. Sin embargo, la violencia contra los homosexuales en Colombia también es ejercida desde otros ámbitos, por ejemplo, en 1.989 el Ministerio de Salud por Intermedio del Jefe del Programa de Epidemiología le exigió a la ONG Grupo de Ayuda e Información GAI que cambiara su nombre si quería aceptar el presupuesto por ellos ofrecido para sus programas de Sida, porque “eso” sonaba a gay y podría ser identificado como que el Ministerio apoyaba a los homosexuales, tal vez olvidando que fue un homosexual: Velandia, quien inició 6 años antes (1983) los programas de prevención de Sida en el país.

A pesar de lo anterior no se puede negar que los fallos de la Corte Constitucional a Tutelas han cambiando, por lo menos en el papel y por jurisprudencia la situación de los homosexuales en Colombia, según algunos de esos fallos los homosexuales en Colombia pueden adoptar hijos; no se les excluye del servicio militar; serlo no es una razón para ser excluido laboralmente; ser homosexual no es motivo de sanción en el caso de los maestros (como antes lo era en el estatuto docente) e incluso, se puede ante notario hacer una escritura pública de que se inicia una relación de pareja y que en ella sus bienes serán manejados conjuntamente, teniendo ello plenos efectos legales.

Camilo González Posso Ministro de Salud cambió la posibilidad de participación de las ONGs y los homosexuales en los Programas de Sida en Colombia al nombrar en 1.992 a Velandia como su asesor personal para los programas de Sida en el país --posteriormente el programa ha tenido como asesores a otros hombres abiertamente homosexuales- y la Escuela Superior de Administración Publica ESAP en su potsgrado de derechos humanos invitó a Velandia en 1.995 para implementar en su programa de estudios un seminario sobre DH y Minorías Sexuales.

En este seminario Velandia trabajó el tema de los Derechos humanos entendidos como Derechos Sexuales, en el cual venía trabajando desde 1992. Tema que posteriormente presentó en sus diversas etapas de construcción en diferentes eventos nacionales sobre temas de educación, sexualidad, derechos humanos y salud, a saber:

  • Los Derechos Humanos también son Sexuales. Los derechos sexuales también, son Humanos. In: Foro 2000. Foro en VIH/sida/ITS/ en América Latina y el Caribe. Río de Janeiro: 2000.
  • Construcción de identidad de orientación sexual, sexo y/o de género desde una visión de los derechos Humanos entendidos como Derechos Sexuales In: 7º Encuentro nacional y 2º Congreso Internacional LGBT Creando un mundo sin fronteras. Latino Lesbian and Gay Organization LLEGO. San Diego, California/ Tijuana México, 1999.
  • Educación y Minorías sexuales: Un paso adelante, dos atrás. En: X Congreso Nacional de Sexología y Educación Sexual. ICBF – Sociedad Colombiana de Sexología. Bogotá, 1999.
  • La homosexualidad en nuestros tiempos: una lectura en clave militante. En: Memorias IX Seminario Colombiano de Sexología: Sexualidad en el tercer milenio. Ministerio de Educación, Universidad Nacional de Colombia y Sociedad Colombiana de Sexología. Mesa redonda “La homosexualidad en nuestros tiempos”. Bogotá. 1997.
Experiencia cuyo referente conceptual puede encontrarse en las siguientes publicaciones:


  • Los Derechos Humanos también son Sexuales. Los derechos sexuales también, son Humanos. In: Memorias Foro 2000. Foro en VIH/sida/ITS/ en América Latina y el Caribe. Río de Janeiro: 2000.
  • Educación y Minorías sexuales: Un paso adelante, dos atrás. In: Memorias Congreso Nacional de Sexología y Educación Sexual. ICBF – Sociedad Colombiana de Sexología. Bogotá, 1999.
  • Ética, sexualidad y derechos de human@s In: Revista Latinoamericana de Sexología, Edición especial, Volumen XIII, Nºs 1, 2 y 3. Colombia, 1999;
  • El manejo ético de la sexualidad en la televisión In: Revista Latinoamericana de Sexología, Edición especial, Volumen XIII, Nºs 1, 2 y 3. Colombia, 1999;
  • Derechos de human@s, derechos sexuales In: Revista Latinoamericana de Sexología, Edición especial, Volumen XIII, Nºs 1, 2 y 3. Colombia, 1999;
  • Velandia Mora MA, Pinilla Alfonso. Etnografía: Estrategia de acercamiento a las poblaciones vulnerables In: Revista Latinoamericana de Sexología, Edición especial, Volumen XIII, Nºs 1, 2 y 3. Colombia, 1999;
  • Los derechos humanos también son sexuales, los derechos sexuales también son humanos In: Duelo, Muerte y reparación. 1 ed. Bogotá: Fundación Manuel Cepeda Vargas, Defensoría del Pueblo, Ministerio de cultura. 1998;
  • La homosexualidad en nuestros tiempos: una lectura en clave militante. En: Memorias IX Seminario Colombiano de Sexología: Sexualidad en el tercer milenio. Ministerio de Educación, Universidad Nacional de Colombia y Sociedad Colombiana de Sexología. Mesa redonda “La homosexualidad en nuestros tiempos”. Bogotá. 1997;
  • Tolerancia y minorías sexuales In: Revista Pastoral Xaveriana Volumen 3 Números ½, 1 ed. Sector de pastoral, vicerrectora universitaria, Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá.1996
Esta propuesta hace hincapié en los siguientes derechos:
· Al reconocimiento y aceptación de sí mism@ como hombre o como mujer y como seres sexuados.
· A la Igualdad de género
· Al fortalecimiento de la autoestima, la autovaloración y la autonomía para lograr la toma de decisiones adecuadas en torno a la sexualidad.
· Al libre ejercicio de la orientación sexual
· A elegir las actividades sexuales según sus preferencias
· Al ejercicio responsable de la función sexual en su modo erótico y reproductivo (o más correctamente, diversificado).
· A espacios de comunicación familiar para tratar el tema de la sexualidad.
· A la intimidad personal, la vida privada y al buen nombre.

Propuesta que tuvo su gran momento en la Conferencia Mundial de Sexología de Valencia, España de 1997, y que fue impulsada por Velandia, como director y editor de la Revista Latinoamericana de Sexología, que publicó un número especial, en conmemoración de los 20 años de la sociedad, dedicado al tema de los derechos humanos y los derechos sexuales y en su papel de Vice-Presidente la Sociedad Colombiana de Sexología, entidad en la que en el desarrollo de su Código de Ética para el trabajo de los especialistas en sexualidad.

7 comentarios:

Comunidad Manizales dijo...

sEÑOR MANUEL VELANDIA

es para mi un honor poder contar con su experiencia en todo el trabajo LGBT, ya le estaré contando como avanza el trabajo.. yo seguiré estudiando para trabajar cada dia mejor..

Un fuerte abrazo

camilo rey dijo...

sueñor Manuel Velandia
me dirijo a usted con la necesidad de aprender mas sobre la comunidad LGBTI colombiana.
me llamo maría camila cely, pertenezco a la I.E.R.V de villavicencio/meta Colombia, sin mas preámbulos quiero comentarle que pertenezco al grado 11 y en mi colegio anualmente se lleva a cabo un proyecto de investigación en el cual se desarrollan en diversos temas y de los cuales hay que presentar una tesis final, mi tema de elección fue de la homosexulidad
porque me surgio la inquietud de conocer las diversas formas de vida de un homosexual en un país tan costumbrista y discriminativo como lo es Colombia.
no siendo mas mi petición es pedir su colaboración como aporte a mi trabajo en temas como imágenes, testimonios, historia, y una parte muy fundamental su opinión personal.
muchas gracias, estaré a la espera de un pronta y positiva respuesta

camilo rey dijo...

sueñor Manuel Velandia
me dirijo a usted con la necesidad de aprender mas sobre la comunidad LGBTI colombiana.
me llamo maría camila cely, pertenezco a la I.E.R.V de villavicencio/meta Colombia, sin mas preámbulos quiero comentarle que pertenezco al grado 11 y en mi colegio anualmente se lleva a cabo un proyecto de investigación en el cual se desarrollan en diversos temas y de los cuales hay que presentar una tesis final, mi tema de elección fue de la homosexulidad
porque me surgio la inquietud de conocer las diversas formas de vida de un homosexual en un país tan costumbrista y discriminativo como lo es Colombia.
no siendo mas mi petición es pedir su colaboración como aporte a mi trabajo en temas como imágenes, testimonios, historia, y una parte muy fundamental su opinión personal.
muchas gracias, estaré a la espera de un pronta y positiva respuesta

Investigador Manuel Velandia dijo...

Camilo Puedes contar conmigo. búscame es facebook por mi nombre completo o envíame un email.

camilo rey dijo...

gracias Dr Manuel Velandia, lo Busque por el Facebook y solo aparece su pagina y ya estoy suscrito le envie tambien un mensaje diciendo quienes somos y cuantos somos. y la informacion que necesitamos.
estare es la espera de una pronto y positiva respuesta

Investigador Manuel Velandia dijo...

Camilo Rey No he recibido ningun mensaje suyo en Faceb

Camilo Perez dijo...

Es muy interesante e importante que se deje de lado la discriminación hacia nosotros los gay. Yo estoy muy feliz con mi pareja
y vivimos excelentemente y cada fin de semana vamos a Hoteles Gay Melgar
de Melgar donde la privacidad, la discreción y el respeto por tu identidad sexual es la mayor preocupación. Amo ser gay.