miércoles, 19 de diciembre de 2007

A la iglesia católica no le importa la vida

Manuel Velandia Mora
10 de octubre 2003

Oficina de prensa
Candidato al concejo de Bogotá por las minorías sexuales del partido liberal.
Nº 25 en la lista 18.

Manuel Velandia, candidato al concejo de Bogotá por las minorías sexuales del Partido Liberal, pionero de los programas de prevención del sida en Colombia y América Latina, con 20 años de experiencia en el tema afirma: “las investigaciones científicas serias realizadas en todo el mundo lo demuestran, y no se puede afirmar como lo dice el Cardenal Castrillón, de la Iglesia Católica, que los condones no son efectivos. Frente al sida la posición debe ser ética, y nuestro compromiso ético debe ser con la vida. Para quienes asumimos que la vida es un valor fundamental el compromiso, cualquiera que sea nuestro credo, es establecer todas las condiciones para que se hable del tema del condón y de las maneras de prevenir el sida de tal forma que la vida no se vea afectada”.

El candidato Velandia considera que “lo importante no es hablar de investigaciones, es hacer conocer y posibilitar el análisis de sus resultados y en esto la iglesia católica está fallando, pues nunca ha mostrado las investigaciones que dice tener. Es cierto que los virus pueden atravesar los poros de los condones, pero también lo es que los condones están cubiertos con una película de polvo o de lubricante, condición que dificulta aún más el paso del VIH. El uso consistente del condón disminuye considerablemente el riesgo de infección por vía sexual directa y aun cuando es verdad que no tener relaciones genitales evita el riesgo, también lo es que la vida sexual activa hace parte de la cotidianidad de los seres humanos”.

Debemos tener en cuenta que si aún utilizando condones cuarenta y dos millones de personas están infectadas con el virus del sida en el mundo, y el SIDA mató a más de 3 millones de personas en 2002, es decir, a más de 8000 personas cada día, o 1 persona cada 10 segundos; que si en Colombia, según el Ministerio de protección social las proyecciones sobre el número de infectados afirman que este puede estar entre las 450.000 y las 250.000 personas; entonces, éticamente no podemos permitirnos que se incremente mucho más esta cifra y por tanto, el numero de casos de esta enfermedad.

Invito a los colombianos a que comprendan que, “simplemente porque la iglesia católica considera que las relaciones sexuales son únicamente para glorificar a Dios y por tanto, no podemos aceptar y debemos rechazar enérgicamente que las personas, motivadas por la ignorancia de algunos jerarcas de la iglesia católica, tengan relaciones genitales desprotegidas y que a dicha institución no le importe si en el intento de hacerlo se puede ver involucrada nuestra vida o la de las personas que amamos”, concluyó Velandia.