jueves, 20 de diciembre de 2007

Lo que el artículo olvido decir sobre los conservadores y los derechos de los gay

Carta a Revista Semana

Manuel Velandia Mora
24 de agosto de 2003
Oficina de Prensa


El artículo olvidó decir que los manidos argumentos de los conservadores giraron en torno a una ley que no estaba en discusión: la Ley divina; como también, que para distraer la atención hablaron de matrimonio y adopción. Como dijo el ex Presidente López, lo más parecido a matrimonio que figura en el proyecto es la palabra patrimonio. Equiparar las parejas de hecho al matrimonio no tiene ningún sentido legal ni conceptual. Al no pedir la ley la aceptación de un nuevo núcleo familiar tampoco puede derivar consecuencias de dicho núcleo, razón por la que cae con propio peso el tema de la adopción.

Otro punto flaco del argumento conservador es el de luchar por los derechos de las mayorías. El Senador Gómez Hurtado dijo claramente “…cuando nosotros creemos que todo lo que rompe el orden, lo que rompe la autoridad, lo que elimina la responsabilidad, lo que quita la obligación que tenemos para nuestros conciudadanos, lo que nos obliga a respetar el dicho de Benito Juárez de que la libertad de cada uno termina allí donde comienza la del otro y que la libertad de cada uno también tiene que ceder el campo cuando hay una voluntad colectiva”, pero al afirmarlo nunca pensó que uno de los senadores conservadores iría a un programa de TV: La Noche, de RCN, y para contradecir la posición de quienes apoyan la ley de parejas (el Senador Gaviria y el Candidato liberal al concejo Velandia) usaría la misma idea: dejar que las mayorías opinen para, con base en este argumento, legislar. Los conservadores nunca pensaron que el pueblo se tomara la discusión a pecho y en consecuencia, en la encuesta virtual de dicho programa, el 62% de los colombianos apoyara el proyecto de Ley de parejas del mismo sexo.