martes, 11 de diciembre de 2007

¿El Equipo de Salud: Apoyo o Inconveniente?

Manuel Velandia Mora

30.08.2000, Revista Indetectable, Bogotá, Colombia
Basado en: Velandia Mora, Manuel Antonio (1999). Investigación Apoyando a quienes viven con VIH/sida en la adherencia al uso de los inhibidores. Fundacion Apoyémonos/Abbott laboratories de Colombia. Bogotá

Velandia Mora, Manuel Antonio (1999).Apoyando a quienes viven con VIH/sida en la adherencia al uso de los inhibidores. Material orientado a l@ miembros del Equipo de Salud. Editorial Fundación Apoyémonos. Bogotá.

El Equipo de Salud está en la obligación de brindar a sus pacientes toda la información que requieren para el uso adecuado de TARSA (Tratamiento Antiretroviral Sumamente Activo); lo deben hacer, no solo por los principios éticos que rigen su actividad laboral, sino por que la ley así lo exige. Según la Constitución Nacional, la salud por su conexión a la vida es Derecho Fundamental. La Atención Integral es también Derecho (Decreto 1543), que “incluirá los medicamentos requeridos para controlar la infección por el VIH/sida que en el momento se consideren eficaces para mejorar la calidad de vida de la persona infectada”, además la Prevención (artículo 13), “deberá garantizar los procesos de educación e información”.

En el tratamiento de las infecciones oportunistas la actividad profesional se restringió a formular e interrogar sobre lo adecuado de la toma; con el uso del TARSA no solo el(a) medic@ sino en general todo el equipo de salud ha hecho conciencia de la importancia de apoyar a l@s usuari@s en la toma correcta y permanente de los medicamentos (adherencia) y en la preparación física y emocional que se requiere para lograrla (“empoderamiento” o darse cuenta de sí).

A pesar de dicha conciencia la actitud del equipo de salud no siempre es asertiva, ello redunda en que el paciente no hace buena adherencia (muy problemático para su salud individual), repercutiendo como problema social de incontroladas proporciones: Al hacerse l@s pacientes resistentes a los medicamentos, quien llegue a infectarse con una de ell@s sería igualmente resistente; El TARSA disminuye los costos de asistencia, en el caso de personas no-adherentes lo que era inversión se convierte, para el sistema, en un sobre-costo, porque dich@s pacientes deberán ser hospitalizadas para tratamiento de infecciones oportunistas.

El equipo de salud que trabaja con TARSA debería tener en cuenta como mínimo apoyar al(a) usuari@ de su programa en:

· Darse cuenta de sí: Hacerse eje de su propia existencia, autodeterminándose como motor de su propia salud y cuidado.

· Prepararse mentalmente para el cambio: Usar TARSA requiere cambios del estilo cotidiano de vida, incluso cuando se está más saludables.

· Adecuar horarios a las necesidades particulares: Cada persona tiene un ritmo particular para levantarse, acostarse, comer. A menor cambio mayor aceptación. Los horarios deben ser probados sin ingerir medicamentos y la toma debería hacerse sólo cuando el horario ha sido plenamente interiorizado y asumido. En aquell@s cuyos horarios de trabajo cambian, por ejemplo celadores u operarios en líneas de producción, es conveniente preparar dos horarios que se aplican según el turno de trabajo.

· Prepararse para las condiciones en que deben usarse: Algunos medicamentos requieren tomar líquidos en cantidades superiores a la usual; para prepararse se necesita tiempo e ir incrementando el líquido hasta llegar a la cantidad necesaria, ello debería hacerse antes de iniciar el TARSA. Todo medicamento tiene especificaciones, algunos se consumen con él estomago vacío, otros con o después de las comidas. El tiempo transcurrido para ingerir los medicamentos, antes o después de los alimentos debe quedar muy claro durante el apoyo.

· El sabor de los medicamentos no siempre es agradable, incluso algun@s pacientes llegan a rechazar olores y sabores que se les parezcan; es conveniente utilizar productos que los amortigüen. Una reciente investigación realizada por el autor para Abbott Laboratories determinó que “ingerir productos fríos inmediatamente o después de los medicamentos adormece las papilas gustativas disminuyendo la sensibilidad a los sabores; ya sean bebidas previamente refrigeradas, licuadas con hielo o helados sin leche”, igualmente que “…La manzana verde, las galletas wafer con sabor a Nucita, las galletas integrales o bran untadas con mantequilla de maní o Nucita, la aguadepanela fría o caliente agregándole gotas de limón, los jugos de frutas ácidas disimulan el sabor si se consumen después de ingerir el medicamento. Gotas de limón logran el mismo efecto y aminoran el reflujo. Es conveniente experimentar los diferentes productos, encontrar cuáles funcionan mejor y variar entre las diferentes posibilidades.”[1]

· Posibles efectos colaterales: Han de explicarse debidamente. Se pueden minimizar los efectos colaterales, pero no por ello hay que dejar de insistir en que l@s pacientes pueden desarrollar síndrome de redistribución de la grasa corporal (lipodistrofia, perdida de tonicidad muscular, crecimiento Abdominal anormal), anemia, pancreatitis, neuropatías, rash y otro tipo de erupciones cutáneas leves, nauseas, diarrea, vómito. Aun cuando es verdad que no tod@s l@s usuari@s sufren de dichos efectos, si son en general una gran molestia; los síntomas desaparecen en promedio, al mes de estar usando TARSA.

§ La cantidad de medicamento que se debe tomar: La investigación comprobó que algun@s pacientes reducen a dos las tomas de sus medicamentos: al iniciar y al terminar el día. Otros consumen cinco inhibidores simultáneamente, lo hacen porque no se les advirtió que dejaran de consumir los cambiados. Unos más toman dosis superiores a las indicadas, creyendo que van a tener mejores efectos; otros toman dosis menores para ahorrar medicamentos o por que creen que así se disminuyen los efectos colaterales.

· La carga viral es conveniente explicar que ésta puede permanecer indetectable por un buen tiempo y que con el paso de éste, también el recuento de linfocitos T4 tiende a mejorar; ello no significa una cura, ya que existen algunos lugares en el organismo en los que el efecto de los medicamentos no es tan rápido como en el torrente sanguíneo. Estos "santuarios" son una de las razones es una de las razones por las que no se pueda interrumpir el uso de TARSA.
Recordarles que cada día la replicación viral es de aproximadamente 10 millones o más de nuevas particular virales, les da una idea de la magnitud de la situación en el organismo. También puede apoyar esta idea hacerles saber que se conoce que más de 2 billones de células CD4 se mueren cada día.

· La profilaxis: Hasta el momento los estudios sobre los tratamientos profilácticos parecen demostrar que no siempre es conveniente suspenderlos. Aun cuando hay estudios alentadores sobre la suspención de la profilaxis para CMV [2]y para PCP[3] . Se ha podio comprobar que TARSA incrementa en las cuatro semanas siguientes al uso de los medicamentos la oportunidad de desarrollar Herpes Zóster[4].

· Resistencia: El uso inadecuado de TARSA tiene como consecuencia la resistencia a los inhibidores y la necesidad de cambiar los medicamentos incluidos en el tratamiento. A largo plazo implica la imposibilidad de tratamiento y la posibilidad de infectar a otras personas con virus ya de por sí resistentes.

[1] Velandia Mora, Manuel Antonio. APOYANDO A QUIENES VIVEN CON VIH/SIDA EN LA ADHERENCIA AL USO DE LOS INHIBIDORES. Material orientado a l@ miembros del Equipo de Salud. Fundación Apoyémonos, Abbott laboratories de Colombia. 1999.

[2] Deayton,J. Highly active antiretroviral therapy (TARSA) incluiding proteasa inhibitors can completely suprpress asymtomatic CMV viremia in the absence of specific anti-CMV therapy. 38Th Intercicence Conference on Antiretroviral Agents and Chemotherapy. San Diego. September 24-27, 1998, Abst 268.

[3] Scheneider, M.M.E, and others. No Pneumocystis Carinii pneumonia after discontinuation of prophylaxis. 38Th Intercicence Conference on Antiretroviral Agents and Chemotherapy. San Diego. September 24-27, 1998, Abst 269.

[4] Estrada V., and others. Herpes Zóster reactivation soon after beginning TARSA: and indicative of inmune recovery. 4TH ICDTIH. Abst P294.