martes, 11 de diciembre de 2007

Candidato al desnudo

Lanzamiento de la Valla “No tenemos nada que ocultar
Manuel Antonio Velandia Mora, Candidato a la Cámara por Bogotá, 2002 - 2006
Dic 2001

En la valla se encuentra hombres y mujeres de diferentes edades, inclusive un niño. Son personas de diversas orientaciones sexuales, estado civil, actividad laboral, nivel de escolaridad, estrato socioeconómico y grupos étnicos. Se presentan desnudas representando a miles de Colombianos y Colombianas quienes hacen parte de las diversas minorías, viven en la extrema pobreza y para quienes, dadas sus condiciones económicas, pronto llegará el momento en que tendrán que estar desnudos, en sus casas y calles, como una manera de ahorrar agua, jabón, energía o simplemente porque no tendrán como comprar sus ropas ya que su situación no les permitirá satisfacer sus necesidades básicas.

Hemos decidido estar desnudos para hacerle caer en cuenta a los observadores que debemos crear las condiciones para que el conflicto armado y la guerra no nos lleven a esta situación.

El candidato está desnudo como una forma de demostrar que en sus algo más de 25 años en la promoción y defensa de los derechos de las minorías de nuestro país y el continente, y al igual que los demás miembros de su equipo de trabajo, no tiene nada que esconder.

El eslogan “con una sola piel... por Bogotá” nos recuerda la necesidad que tenemos los bogotanos y bogotanas, por nacimiento o por adopción, de unirnos para hacer de este el mejor vívidero del mundo.

La co-construcción de la ciudad que queremos requiere del trabajo mancomunado de todos los sectores sociales sin distingos de ningún orden. De ahí surge la necesidad de que sin discriminaciones, en el respeto y desde la pluralidad reconozcamos que el color de la piel al igual que otras situaciones, condiciones, características, vivencias, opciones, emociones, conocimientos son tan solo maneras de ver, explicar y experimentar el mundo.

La fotografía es blanco y negro como una manera de integrar visual y conceptualmente a quienes de por sí son diferentes.

El candidato usa gafas porque no puede permitirse dejar de ser el mismo por seguir las recomendaciones de los especialistas en marketing político quienes consideran que este tipo de imagen les da a los candidatos un tono de seriedad que los aleja de los electores. El mundo se ve desde una óptica particular y las personas suelen necesitar de algunas herramientas exosomáticas, como las gafas, para poder observar la realidad sin obstáculos.