miércoles, 14 de abril de 2010

Algunas notas para comprender qué es la hermenéutica

Velandia Mora, Manuel Antonio
Pontificia Universidad Javeriana. Facultad de Educación / Maestría en Educación, Sesiones de procesos de pensamiento

Partiendo de Aristóteles, la hermenéutica, en sentido completo, es la significación de la frase. Pero en sentido estricto, el del lógico, es la frase susceptible de ser verdadera o falsa, es decir la proposición declarativa. La ruptura entre la significación y la cosa ya está consumada con el nombre, y esa distancia señala el lugar de la interpretación. Interpretar es decir algo de algo, por tanto las verdaderas significaciones son indirectas. Las significaciones múltiples abren una brecha en la teoría de la univocidad.

Para la tradición bíblica, la hermenéutica, es la ciencia de las reglas de la exégesis, que es una ciencia escrituraria, entendida como la interpretación particular de un texto. Nociones de analogía, alegoría y sentido simbólico. Comprender es hacer una sustitución, hacer un constructo nuevo.
Para Nietzsche toda filosofía es interpretación. Toda destrucción es un momento de una nueva fundación. Situado en el eje del problema del “valor” busca por el lado de la “fuerza” y la “debilidad” de la Voluntad de Poder la clave de las mentiras y las mascaras.
Para Freud todo conjunto de signos es susceptible de ser considerado texto por descifrar (a lo que Fernando Vázquez denomina “Unidad Cultural”). La interpretación debe entenderse como ejercicio de la sospecha. Entra en el problema de la conciencia falsa por el doble pórtico del sueño y el síntoma neurótico.
Marx plantea la teoría de la conciencia reflejo. Ataca los límites de la ideología en los límites de la enajenación económica.

Partiendo del criterio de que lo que saldrá de una conversación no lo sabrá nadie por anticipado, según lo expresado por Hans-Georg Gadamer en “Verdad y Método”, percibimos que comprender lo que alguien dice es ponerse de acuerdo en la cosa, no ponerse en lugar del otro y reproducir sus vivencias. El lenguaje es el medio en que se realiza el acuerdo de los interlocutores y el consenso sobre la cosa. Lo que debe mantenerse es el sentido de ahí la importancia de que haya un conocimiento de la lengua como condición previa ya que todo traductor es interprete.

En el caso de un texto, esa parte de la conversación hermenéutica, solo puede llegar a hablar a través de la otra parte, del interprete. Solo por él se reconvierten los signos escritos de un nuevo sentido. Comprender e interpretar es una misma cosa. El sentido está mediado por la tradición lingüística. Ningún método es inocente.

Escritura es autoextrañamiento. Bajo la forma de la escritura todo lo transmitido se da simultáneamente para cualquier presente; una simultaneidad propia con todo otro presente. La lectura comprensiva es participación en un sentido presente.

Para poder dar expresión a la referencia de un texto debemos traducirlo a nuestra lengua, ponerlo en relación con un conjunto de referencias posibles en el que nos movemos hablando y estando dispuestos a expresarnos. En el comprender histórico es obligado dejar de lado los propios conceptos y pensar únicamente en los de la época que se trata de comprender. Se requiere una mediación entre aquellos conceptos y los propios.

Comprender un texto significa explicárnoslo y saber que, auque tenga que interpretarse en cada caso de una manera distinta, sigue siendo el mismo texto. La interpretación lingüística es la forma de interpretación en general. Se da en donde lo que hay que interpretar no es de naturaleza lingüística: un cuadro, por ejemplo.
Comprender implica siempre interpretar. El interprete se sirve de las palabras y los conceptos reconociendo que están atravesados por lo conceptual.

El método de Ricoeur:

Tesis sobre la hermenéutica:
1. Empleo de la interpretación como táctica de la sospecha y como lucha contra las máscaras.
2. No hay una hermenéutica universal sino teoría separadas y opuestas que atañen alas reglas de la interpretación.
La hermenéutica se mueve entre la voluntad de sospecha y la voluntad de escucha.

• Reconocer y aislar las unidades constitutivas o mitemas a partir de las bases de relaciones que asignan una misma función a frases diferentes en el interior de un relato.
• El análisis estructural del relato descansa en la hipótesis de que todas las unidades que están por encima de una frase tienen que estar compuestas según las mismas leyes que las unidades de talla inferior a la de la frase.
• Comprender un relato no es solo segur su transcurso en la sucesión, sino discernir los ejes verticales según los cuales se estructuran los niveles:
o Nivel de las funciones: ó Unidades mínimas. Su sentido consiste en contribuir al sentido de las unidades mayores. Son niveles pragmáticos.
 Primer rasgo: Delimitación de las secuencias.
 Segundo rasgo: Ley de expansión narrativas: Las estructura del relato puede extenderse hasta el punto de incorporar un numero ilimitado de elementos de origen diferente, incluso no narrativos.
 Tercer rasgo: Ley de extensión por recurrencia: Extenderse a todas la gesta de antepasados, y finalmente a relatos de origen y carácter míticos.
o Nivel de las acciones y de los atenuantes: Se introduce la relación con los personajes. Establece el estatuto del personaje en el relato.
 Jerarquía de los actuantes.
o Nivel de narración: el del relato considerado como un todo.

La hermenéutica y el concepto de interpretación:
Parte del hecho de que una frase es una unidad de un tipo irreductible a todas las unidades de lengua.
• La lengua es un sistema sin existencia real; la instancia del discurso es un acontecimiento actual.
• La instancia del discurso es la puesta en práctica del lenguaje por un locutor.
• La instancia del discurso remite al mundo a propósito del cual se dice algo.
• El discurso va dirigido a alguien, la lengua es solo un instrumento virtual de la comunicación.

La hermenéutica se funda en ese carácter irreductible del discurso constituido a partir de las frases:
• El sentido se fija por la escritura.
• Con la escritura el sentido del discurso se independiza del locutor.
• En el discurso escrito, la función referencial queda profundamente alterada, ya que un texto lleva en sí mismo sus referentes.
• En la escritura la relación con el destinatario resulta profundamente alterada. El destinatario es cualquiera que sepa leer.

Toda interpretación comienza ante todo por una “apuesta” sobre el sentido.
Todo lenguaje interpreta la realidad. Todo signo en su relación con el objeto, está mediatizado por otro signo que es su interpretante.

Nota: Una hermenéutica que ha pasado por la dura escuela de la objetivación, el distanciamiento, el análisis estructural, no puede ignorar que la única copertenencia accesible no es la del locutor y el interlocutor, sino la del sentido del texto y de su lector. Y además que, apropiarse el sentido según el ser-en-el-mundo instaurado por esa semántica profunda es comprenderse uno mismo.

Se propone como método:

1. Voluntad de escucha y voluntad de sospecha: Trabajar con los imaginarios, con el nivel profundo de la unidad cultural.
2. Establecer relaciones:
• Campos semánticos;
• Comprender la unidad cultural como parte del mudo de la vida.
• Contrastar lo que interpreta con la unidad cultural; ver las relaciones;
• La interpretación debe ser válida.
3. La hermenéutica sirve de mediación:
• Organizar un todo ya no es describir sino argumentar.
• Buscar un eje, un punto que ofrezca sentido
• Interpretar es una explicación de la cultura.