miércoles, 16 de abril de 2008

Minorías sexuales en asilo en España: el caso colombiano

Manuel Antonio Velandia Mora
In: Seminario empleabilidad y formación de inmigrantes, 2007, San Sebastián.Memorias del Seminario empleabilidad y formación de inmigrantes. San Sebastián: Facultad de Filosofía y Ciencias de la educación Universidad del País Vasco, 2007. v.1. p.7 - 12


Colombia es un país en América el Sur, en el que la homosexualidad fue contemplada como delito hasta 1981. En 1991 se redactó una nueva Constitución Política, hasta ese momento el país se consideraba católico; a pesar del cambio constitucional la iglesia católica sigue teniendo un gran peso político en algunas de las decisiones que se toman, en especial en temas como la eutanasia, el aborto y los derechos civiles de las parejas conformadas por personas del mismo sexo.
En Colombia existe desde 1948 un conflicto interno.

Tres grupos se disputan el poder; las guerrillas, los paramilitares y el gobierno, que participa en la contienda con el ejército estatal. Los dos primeros grupos derivan parte de su sostenimiento del narcotráfico y el secuestro. Los paramilitares son además sostenidos económicamente por grandes propietarios de la tierra y políticos que como contraprestación reciben “protección”, que incluye asesinatos, atentados, desplazamiento forzado y amenazas de muerte a quienes se consideran sus contradictores políticos. El presidente de la republica, un importante grupo de congresistas y líderes políticos colombianos han sido denunciados como paramilitares, algunos de los congresistas se encuentran detenidos por esta causa.

En el artículo 13 de la Constitución dice que las personas no serán discriminadas en razón de su sexo. Frente a este aspecto existes dos vertientes, la primera, considera el sexo como un hecho eminentemente biológico: se es macho o hembra; la segunda, asume el sexo como una condición biopsicosocial. Quienes asumen la primera vertiente consideran que la homosexualidad es una enfermedad y/o una aberración y que va en contra del “designio divino”.

Los grupos paramilitares han dado apoyo a esta posición y en este sentido han encontrado en los/las/les líderes de la comunidad LGBT (Lesbianas, Gay, Bisexuales y Transgeneristas) y las personas que trabajan en temas de sexualidad y derechos humanos, un blanco de sus acciones. Los paramilitares han asesinado a reconocidos líderes, han atentado contra la vida de otros, han amenazado de muerte a muchos de ellos/as y obligado a desplazarse a muchos más.

Esta situación política y de permanente vulneración de los derechos humanos, además de las amenazas de las que han sido victimas por las AUC Autodefensas Unidas de Colombia -grupo paramilitar- es la causa por la que, en lo que va transcurrido del gobierno de Uribe, dos hombres homosexuales, dos lesbianas y una persona transgénero, reconocidos(as) activistas y defensores de los derechos humanos y los derechos sexuales en Colombia, hayan solicitado asilo en España.

Uno de ellos, John Jairo Romero Munevar, fue amenazado también y en varias oportunidades por miembros de la policía: fue el primer activista homosexual colombiano que obtuviera en junio de 2004 el estatuto de refugiado en España. Niyiret Reinosa y su pareja fueron igualmente amenazadas de muerte, siendo las primeras lesbianas colombianas en recibir similar estatus en julio de 2006; Manuel Antonio Velandia Mora -fundador del Movimiento homosexual colombiano- fue victima de un atentado con granada en contra de su vida y amenazado de muerte en diferentes oportunidades, su caso se halla en estudio; el caso más reciente de solicitud de asilo es el de la Transexual “Samantha” Palacios quien igualmente fue obligada a desplazarse de su país por similares circunstancias.

Economía, trabajo y formación profesional
Tradicionalmente se considera que los inmigrantes encuentran en el país de acogida una mejor condición económica de la que tienen en su tierra de origen; esto no es así, en el caso de los colombianos(as) refugiados(as) políticos en razón a su orientación sexual o de su identidad de género.

Una de estas personas tiene educación media, las otras cuatro han cursado educación superior; una de ellas es master. Cuatro de estas personas tenían en Colombia empleo estable y las cinco una situación económica solvente que le permitía resolver sus necesidades básicas.

Al llegar a España las personas encuentran que sus estudios de primaria, educación media y formación profesional no son reconocidos legalmente hasta ser homologados; sin embargo, lograrlo requiere de la realización de ciertos cursos de nivelación, trámites que en promedio pueden durar mas de dos años.

No pueden acceder a un empleo ya que no tienen permiso de trabajo, este se obtiene en promedio nueve meses después de solicitar asilo. Dado que no pueden realizar ninguna actividad ilegal saben que no deben trabajar clandestinamente, porque esta es una causa para negar el asilo. Generalmente en esta etapa cuentan con apoyo estatal consistente en un refugio que suple sus necesidades básicas de techo y comida. En el caso de las lesbianas, su condición de minoría sexual fue causa de separación y exclusión social al interior de los refugios, situación que dificultó aun más su situación económica.

Al recibir el permiso de trabajo las personas se encuentran legalmente autorizadas para hacerlo, a pesar de ello las personas que solicitan asilo no pueden ingresar al mercado laboral fácilmente ya que sin títulos que certifiquen su idoneidad profesional el empleo se dificulta. Entidades como el INEM les apoyan en la gestión para la demanda de empleo, para lograrlo deben formarse en algún campo para el desempeño laboral, dicha formación es de un bajo perfil dado que legalmente no “poseen formación previa”. Una vez se han formado esto no garantiza el empleo aun cuando si pone a las personas en mejores condiciones para lograrlo. Ninguna de las personas ha logrado un estatus laboral cercano al que tenía en su país de origen.

Identidad Étnica
Las personas consideran que sus rasgos étnicos y culturales que los caracterizan como colombianos(as) no han sido un impedimento para la integración social o causa de desigualdades sociales, sin embargo, en la escala socioeconómica esto si ha supuesto una escala diferencial que los pone en un status inferior a las demás personas.

Interculturalismo
La interculturalidad no supone una perdida de las propias señas de identidad, sin embargo para alcanzar la integración social las personas deben asumir la cultura del país receptor negando así un principio de la interculturalidad que es crear las condiciones para que haya una mayor comunicación entre las culturas, que se establezcan relaciones y que exista un compromiso de analizar conjuntamente los dos grupos culturales con el fin de evitar el racismo y la xenofobia.

La interculturalidad no tiene como objetivo que haya un producto intermedio entre las culturas o una difuminación cultural. Esto supone una actitud de dialogo en el que hay un autentico interés por el/la otro(a) y su cultura, que parte de reconocerlo(a) como un(a) autentico(a) otro(a). Desde esta definición puede afirmarse que las personas LGBT no han logrado una verdadera integración intercultural dado que su orientación sexual y su experiencia como líderes hace parte de su identidad cultural.

Estatus de igualdad
Los grupos humanos son diversos pero dicha diversidad se transforma en problema cuando su status cambia, no solo en el terreno económico sino también en el social y en el de participación organizacional.

En las organizaciones sociales de minorías sexuales en España se manifiesta un permanente interés por los derechos humanos y los derechos sexuales de las personas LGBT en América Latina y otros lugares del mundo, éste se ha traducido inclusive en apoyo económico a acciones en temas de derechos humanos.

Las diversidades relacionadas con la orientación sexual y el género son temas de mutuo interés en las organizaciones LGBT colombianas y españolas; aun cuando se pudiera pensar que son un motivo que apoyaría la igualdad, en la practica estas cinco personas, quienes gozaban en su país y comunidad de reconocimiento político y social por su liderazgo, explican que en las organizaciones españolas dicho interés no se traducido en dar un espacio para conocer sus experiencias y conocimientos obtenidos de primera mano, como tampoco para contar con el apoyo que sobre estos temas dan a América Latina e inclusive a Colombia; igualmente, consideran que su experticia en el trabajo directo con la población LGBT, sus conocimientos y experiencia en diversos campos no son plenamente reconocidos y menos aún utilizados, lo que les produce la sensación de que su trayectoria profesional política y organizativa no pareciera servir en este país.

Las personas no han recibido apoyo emocional institucional aun cuando si han logrado participar de las acciones y actividades lúdicas y sociales que realizan las organizaciones. Todos informan que se han hecho miembros(as) activos(as) de una organización LGBT local miembra de una red Nacional. Las organizaciones LGBT españolas han creado condiciones para que dos de las personas reciban apoyo económico.

1 comentario:

Yan dijo...

Manuel, me da mucha tristeza el haberme enterado de esta tragedia que te ha pasado. Buscar asilo y lograr integrarse a un nuevo pais y medio es un reto que es muy dificil de afrontar. Paciencia has de tener y confianza en el sistema de asilo y refugio politico, veras que pronto las cosas te han de cambiar, tu eres una persona brillante y todo te saldra bien. Un viejo amigo que quiso buscar un mejor camino tambien por medio de refugio en Canada.
David